HISTORIA Y LEYENDA DE LAS ESFERAS NAVIDEÑAS

HISTORIA Y LEYENDA DE LAS ESFERAS NAVIDEÑAS

Si ya vas a poner tu árbol de Navidad, aquí te decimos qué significan las esferas navideñas.

Las esferas navideñas son una parte esencial del árbol de Navidad. Hoy, podemos encontrar adornos para el árbol navideño de prácticamente cualquier material, no obstante, las esferas de vidrio soplado cuentan con su propio significado y origen, que te explicaremos a continuación.

Origen de las esferas de Navidad

¿Por qué manzanas para el árbol de Navidad?

En un inicio, los árboles de Navidad eran decorados con manzanas rojas, que evocaba el árbol del Paraíso. La manzana recuerda el fruto prohibido, símbolo del pecado original de Adán y Eva y, las velas simbolizaban la luz de Cristo.  Sin embargo, poner esos objetos no era la mejor idea. Las frutas se echaban a perder y tener velas encendidas era un peligro latente de incendio. Es por eso que con los años, comenzaron a reemplazar estos objetos con esferas de vidrio y luces.

Todo se remonta al año de 1721, en el pueblo de Goetzenbruck, localizado a cuatro kilómetros de Alsacia. En esa provincia francesa, la tradición del árbol de Navidad se remonta a finales de la Edad Media. Ese año, la cosecha de fruta fue pobre por la sequía, así que adiós a la costumbre de las manzanas rojas para decorar el árbol de Navidad.

Entonces, un fabricante de vidrio para relojes de Goetzenbruck tuvo la idea de soplar unas cuantas bolas de vidrio para no privar a los niños de la alegría de decorar sus pinos de Navidad. Así comenzó la tradición de las primeras esferas color plateado que se extendió a varias culturas.

A partir de 1858, la fábrica de vidrio de Goetzenbruck comenzó a producir las esferas de vidrio cada año, que se exportaron al mundo, luego se añadieron dulces y nueces rellenas. La producción se detuvo en 1964, cuando el plástico sustituyó al vidrio.

Existe otra leyenda que los germanos adornaban, cada solsticio de invierno, adornaban un árbol enorme con antorchas que representaban la luna, las estrellas y el sol, en honor del dios Odín.

Cualquiera que sea la versión, sin duda la historia de esos creadores es singular.

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN COMPLETA DE CONTENIDO

Las esferas navideñas en México

Se remonta a la Navidad del siglo XVII, con la preparación del árbol. En el país existen dos Pueblos Mágicos pioneros en fabricación de esferas: Tlalpujahua, Michoacán y Chignahuapan, Puebla.

La esfera es un elemento indispensable en los arreglos navideños. El michoacano, José Abel Castillo Martínez, presidente del Consejo Michoacano de Marcas Colectivas y coordinador de la Feria de la Esfera de Tlalpujahua, explica que durante los años sesenta el pueblo estaba abandonado, no había más de 12 familias, como consecuencia del cierre de la mina Dos Estrellas.

En entrevista exclusiva a Contenido el artesano, dijo que la esfera de vidrio soplado de Tlalpujahua es una marca colectiva registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) que la posiciona como líder nacional, es darle identidad a una región “ayuda a proteger diseños de esferas con el objetivo de reclamar si acaso marcas extranjeras e incluso nacionales, tratan de imitarlas”.

“Para nosotros, las esferas de vidrio soplado representan los sueños, por eso se rompen, para cumplir un ciclo de la vida, que tiene un principio y un fin”.

Los colores de las esferas

Cada esfera tiene una encomienda.  Las esferas rojas representan el pecado original, el amor y generosidad. Las esferas verdes significan esperanza, naturaleza y vida. Las esferas plateadas el agradecimiento.  Las esferas blancas representan la pureza, alegría y fe. Las esferas azules el arrepentimiento, y las esferas doradas la prosperidad, riqueza y alabanza.

Las esferas navideñas son consideradas una pieza de arte popular. Esto por el empeño y la creatividad que aplican los artesanos michoacanos en la elaboración de las esferas con su técnica de vidrio soplado.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu