Teorías de la conspiración: ¿Por qué nos seducen?

Teorías de la conspiración: ¿Por qué nos seducen?

No es de extrañarse que alrededor del mundo, existan muchas personas que aseguren las Torres Gemelas fueron derribadas por los propios estadounidenses o que la Covid-19, no es más que el mal resultado de un arma biológica que se salió de control en un laboratorio chino ¿De dónde provienen tantas ideas?, ¿por qué tanta gente cree en las teorías de la conspiración?

Teorías de la conspiración: nada nuevo bajo el sol

Las teorías de la conspiración están lejos de ser un fenómeno nuevo. Han sido un ruido constante de fondo durante al menos los últimos 100 años, asegura el profesor Joe Uscinski, autor de American Conspiracy Theories, trabajo de investigación consultado por Contenido, ahí detalla que «Todo el mundo cree en alguna (teoría) y quizás en más de una […]Y la razón es sencilla: hay un número infinito de teorías de la conspiración ahí fuera. Si hiciéramos una encuesta sobre todas ellas, todo el mundo marcaría varias casillas».

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN COMPLETA DE CONTENIDO

Por ello no es de extrañar que la primera idea que debemos sacar de nuestra mente es que quienes creen en este tipo de teorías viven en un sótano desde donde difunden las ideas, teorías o conceptos de turno; mucho menos viven en medio del desierto en una casa rodante con una antena desde la cual emiten para una radiodifusora lo que tienen en mente.

¿POR QUÉ CREEMOS EN TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN??
FOTO: SHUTTERSTOCK

Al contrario, concuerda el psicólogo Rogelio Soto de la UNAM, consultado por Contenido: “tú, algún familiar, conocido o alguien que simplemente encuentras en la calle o incluso yo, podemos creer en algunas, porque finalmente son teorías que, algunas de ellas, están sustentadas en datos verificables y parecen reales, sin embargo, un trabajo exhaustivo o profundo permitiría conocer la verdad, otro tópico que no podemos dejar de lado es el hecho de que abarcan cualquier tema, casi cualquier situación es susceptible a ser explicada mediante una teoría de la conspiración”, asegura.

LEE TAMBIÉN: TU CEREBRO TE HACE CREER EN TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN

Conspiraciones, buenos y malos desde la mente

Aunque existen distintas aristas desde donde se podría abordar el tema de teorías conspirativas, el psicológico el que más ha ahondado al respecto, la respuesta salta a la avista: es la mente donde se originan las diversas teorías, ideas o conceptos desde donde se dará origen a un pensamiento conspirativo. Ya sea en lo individual o lo colectivo “la mente es poderosa y dicta el actuar cotidiano”, afirma el doctor Soto.

Cuando somos testigos de algún evento o fenómeno damos por hecho que alguien lo hizo con un fin en específico “y aunque se conozca de su motivación, aún así insistimos en que hay una segunda intención en su actuar”, sentencia el especialista . Es esta misma idea lo que reafirma otra característica de las teorías de la conspiración, funcionan porque hay buenos y malos “si se vive una situación negativa, nos gusta hallar culpables y queremos pertenecer al grupo de los buenos, de los ganadores, de los que no tienen la culpa de lo que pasó”.

Así coincide la profesora Sara Hobolt, de la London School of Economics , en una monografía que versa sobre el tema: «La gente siente que pertenece a su grupo, pero también significa que siente una cierta sensación de antagonismo hacia las personas del otro grupo”.

Paciencia, tolerancia y apertura

Hacia el final, lo importante es no perder de vista que cada cabeza es un mundo y que incluso la información que todos recibimos día a día puede ser interpretada desde diversos puntos de vista. La libertad de expresión y el respeto mutuo son condiciones necesarias para mantener diálogos y discusiones, incluso desde posturas contrarias.

Por Mario Ostos

CONOCE MÁS, DA CLIC AQUÍ