Nuevos directores del cine mexicano

Nuevos directores del cine mexicano

Michel Franco con su polémica Nuevo Orden y Astrid Rondero con Los días más oscuros de nosotras sorprendieron este 2020 con sus películas. ¿Quiénes son las nuevas caras del cine mexicano?

Entre las mejores películas de cine mexicano que este 2020 ha visto en sus salas de cine se encuentran dos cintas dirigidas por los jóvenes cineastas Astrid Rondero y Michel Franco.

Astrid Rondero, egresada del CUEC-UNAM, lucha por conseguir un lugar en el difícil mundo del cine donde los hombres son los que liderean. Su cortometraje En aguas quietas, con el que se graduó, se estreno en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara en el 2011 y estuvo nominado para el Ariel de Plata ese mismo año, además de haber sido seleccionado en diversos festivales internacionales.

Foto: Istock

Su ópera prima, Los días más oscuros de nosotras, que en este mes podrá verse en salas de cine, obtuvo una Mención especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Los Cabos y formó parte de la selección del Festival Internacional de Guadalajara.

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN COMPLETA DE CONTENIDO

Es ella, en mancuerna con Fernanda Valadés, quien escribe los guiones de sus cintas y le encanta estar en los sets: “Soy muy controladora, necesito de un storyboard. Siempre llego con una idea clara de lo que quiero hacer, no dejo nada a la improvisación, hay que cuidar todos los recursos con los que se cuenta para hacer una película”.

En entrevista para Contenido, menciona que la cualidad más importante que debe tener un director es el poder compartir su visión con el público, “entusiasmar a los demás es la semilla para que una película suceda”.

Con respecto a los directores mexicanos que han triunfado a nivel internacional Rondero señala que “es una generación que se ha ganado su lugar porque ha trabajado muy duro, primero en México donde hicieron películas muy destacadas. Su cine tiene una afinidad, esa forma que tiene Hollywood de narrar. Los veo como algo aspiracional, si ellos pudieron por qué no hacerlo otros. Después de los premios de Cuarón, Del Toro, González Iñárritu, hay toda una camada de cineastas jóvenes que saben que pueden acceder a eso, es bueno para nuestro gremio que haya cineastas de esa estatura”.

Una persona que hace cine mexicano que está triunfando a nivel internacional: Michel Franco.

El director y guionista mexicano de 41 años, sigue cosechando éxitos con películas como Después de Lucía, Las hijas de Abril y Nuevo Orden, esta última una cinta muy polémica.

A este respecto, Franco señaló en conferencia de prensa: “No quiero que le busquen una motivación política porque me interesa más bien hablar de las cosas que tienen que mejorar y no a quien señalar. No la hice para echar culpas ni para apuntar a un grupo político u otro. Esa jamás fue mi intención”.

Esta cinta fue la única latinoamericana en estar nominada para el León de Oro, máximo galardón del Festival de Cine de Venecia y aunque no se llevó el premio más deseado, sí logró conquistar el León de Plata.

“Esta es la película que más trabajo me ha costado hacer. Ha sido todo un reto, me tomo seis años, desde la idea hasta el trabajo terminado. La película siempre la vi como una distopía, como una fantasía que sucedía en un futuro cercano, sin centrarme especialmente en México. Escribí la película haciendo un esfuerzo por no ponerle etiquetas, nombres y apellidos a las cuestiones políticas. El proceso fue de seis años, pero el guion lo tenía hace tres.

Cuando empezó en México a haber cambios políticos había gente que me preguntaba ¿de cualquier modo la vas a filmar? Y la respuesta siempre fue, sí, porque es una distopía, es una película que yo imagino, no es un tratado de la libertad en absoluto, pero sí atiende temas como la disparidad social que me preocupa mucho y, además, son preocupaciones mundiales no únicamente de nuestro país. Estamos muy orgullosos del resultado y agradezco con el corazón los premios recibidos.

La película es una alerta, no lleguemos hasta el punto del caos, al punto de quiebre, para mí la esperanza está en la empatía, en ponernos en los zapatos del otro y mejorar las condiciones de nuestra sociedad”.

Por Elba Albor y Eugenia García

CONOCE MÁS, DA CLIC AQUÍ