En MÉXICO Crecen hipertensión y obesidaD

Cuida la presión arterial

En MÉXICO Crecen hipertensión y obesidaD

El país debe redoblar la vigilancia de la hipertensión y la obesidad, bombas de tiempo que podrían detonar en detrimento de nuestro sistema de salud.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018-2019, que mide las condiciones de salud en el país, destaca los índices de obesidad en más de tres cuartas partes de los adultos y uno de cada tres niños.

También la hipertensión, la depresión y la ansiedad son factores que inciden en la sobreingesta de calorías y carbohidratos.

Con base en el aprendizaje que están dejando los rebrotes de COVID-19 en Europa, México debiera focalizar grupos de riesgo; hacer más intensiva la vigilancia epidemiológica y realizar pruebas inmunológicas para detectar quiénes han estado en contacto con el virus, al menos en los últimos cuatro meses, señaló el doctor Pablo Francisco Oliva Sánchez, profesor de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Los exámenes inmunológicos son útiles para una reestructuración sobre los sectores que puedan ir regresando a sus actividades y también es necesario establecer el comportamiento de la sindemia: la suma de dos o más brotes de padecimientos concurrentes, con interacciones biológicas con los males crónicos, precisó el académico de la UAM Unidad Xochimilco.

obesidad y sobrepeso
Cuida la presión arterial y el peso.
Crédito: Pixabay

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN COMPLETA DE CONTENIDO

Por ejemplo, Holanda tiene un número alto de casos nuevos, pero no son complicados y la mortalidad es mucho más baja que en México, debido a que “en México las afecciones crónicas están complicando mucho el panorama y la carga de atención en los hospitales”, por lo que todavía hay muchos retos, uno de ellos debe tomarse en cuenta la diversidad y los riesgos para la población, incluso desde la constitución biológica y los usos y costumbres.

Bomba de tiempo

La vigilancia epidemiológica en México es adecuada, pero “tenemos una sindemia” con una progresión a gravedad por el coronavirus SARS- CoV-2, debido a la obesidad, diabetes, hipertensión y EPOC, entre otras enfermedades.

No obstante, un asunto pendiente es el de los asintomáticos y “seguimos en la fase tres de la pandemia y que una etapa cuatro implicaría rebrotes comunitarios, sin haber salido de la primera ola”.

Todo esto indica que “necesitamos incrementar la capacidad de la vigilancia, porque el sistema fue rebasado en estos momentos” y para ello existirían opciones, por ejemplo, encuestas de salud y seroepidemiológicas; modelos geográficos o georeferenciales de acceso a los servicios de hospitalización, y análisis de las cifras con las que ya se cuenta para cuantificar cómo la diabetes, la obesidad y la hipertensión están favoreciendo el aumento de los fallecimientos, concluyó el experto, al impartir la charla: Vigilancia epidemiológica de enfermedades emergentes, como parte del Segundo ciclo de conferencias virtuales del Departamento de Atención a la Salud de la UAM.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Lee más:

Las personas con hipertensiòn tienen más riesgo de COVID-19

Obesidad: el mayor reto de los mexicanos

CONOCE MÁS, DA CLIC AQUÍ 

Créditos: Pixabay