Hernán Cortés ¿debemos perdonarlo?

Hernán Cortés ¿debemos perdonarlo?

A casi 500 años de la Conquista, ¿debemos perdonar a Hernán Cortés? Expertos responden a esta pregunta.  

Ahora que está tan de moda la reconciliación con el pasado, en Contenido preguntamos a expertos qué tan necesario es perdonar al conquistador para sentirnos más libres, vislumbrar nuestro valor y una alcanzable gloria.

Datos que pueden cambiar el enfoque que tenemos sobre él son postulados por el doctor Christian Duverger (autor de Hernán Cortés: la espada, y Hernán Cortés: la pluma, de editorial Taurus) y Juan Miguel Zunzunegui (autor de Hernan Cortés, encuentro y conquista, de editorial Taurus).

Ambos afirman que en realidad Cortés tenía como objetivo el mestizaje y no la destrucción:

Durante sus 15 años de estancia en las islas caribeñas atestiguó el fracaso del sistema de conquista español que había provocado un ecocidio, y erradicado y esclavizado a la población.

Leyenda negra

Coinciden el doctor Duverger y el doctor Zunzunegui que existen elementos que consolidaron la leyenda negra de Hernán Cortés.

Para empezar entre los siglos XVI y XIX Inglaterra trató de desprestigiar a España, por lo que enfatizó su barbarie, su mediocridad y su salvajismo.

Por otro lado, indica el doctor Alejandro Rosas (autor de Las caras ocultas de Hernán Cortés, Editorial Planeta), España no reconoció la independencia de México e intentó la reconquista.

Además, concuerdan Zunzunegui y Duverger, que Estados Unidos, tenía claros deseos imperialistas plasmados en la Doctrina Monroe (“América para los americanos”),

Para logarlo sembró a nivel ideológico, a través del ministro Joel Robert Poinsett, una narrativa vergonzosa de una supuesta raíz putrefacta: Hernán Cortes, la conquista y los españoles.

¿Debemos perdonarlo?

Para Daniel Altbach, historiador y académico de la Facultad de Estudios Acatlán (UNAM), si bien la incursión de Cortés fue relativamente corta, todavía vivimos su influencia.

Un ejemplo innegable es la institucionalización a partir de la Conquista de la existencia de razas superiores e inferiores y por ende el racismo.

Su arribo, agrega, significó la entrada de una economía de hidalgos administradores de la riqueza y no productores de la misma.

Además, puntualiza, la idea de que fue confundido con Quetzalcóatl y que su destino estaba ya marcado, implica pensar a las culturas prehispánicas como infantiles y poco inteligentes.

También es innegable, su deseo por el poder y su parte sanguinaria y sádica ejercida a través de la amputación de manos o quema de sus enemigos y destrucción, afirma la doctora Vanessa Nahoul Serio, presidenta del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social, IIPCS.

Pero tampoco es posible sostener, agrega Zunzunegui, la idea de que provenimos de un único pueblo perfecto, el azteca, que fue destruido.

¿Por qué no pensar al revés?, plantea el especialista, que hace 500 años, 80,000 indios y 500 españoles liberaron a una gran parte del territorio del yugo azteca.

Wikipedia

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN ÍNTEGRA DE CONTENIDO DE SEPTIEMBRE

Reconciliación

Con base en hechos y no mitos, los entrevistados invitan a los mexicanos más que perdonar, a reconciliarse con el pasado.

Afirman que vivir como un país vencido nos condena a la pobreza, el abuso y la rebeldía contra la autoridad. Así no hay acuerdos, sino división y guerra que inhiben la prosperidad.

Nuestro país, de acuerdo con los entrevistados, posee todo para ser glorioso, por lo que invitan a los mexicanos a dejar de culpar y mejor responsabilizarse de más de 200 años de vida independiente y a decidirse, cada uno desde su lugar, a construir el país que siempre han querido.

Si quieres saber más da clic aquí

10 datos que no sabías sobre Hernán Cortés

Investigación y guion: Mariana Chávez Rodríguez / Edición de video: Javier Jalife/ Foto: AFP

Conoce más, da clic aquí https://bit.ly/3k6kjte

Tags:
,