GORE: CINE NO APTO PARA SENSIBLES

GORE: CINE NO APTO PARA SENSIBLES

El célebre escritor Stephen King explica que las historias de espantos se catalogan en tres niveles. Los primeros dos son el horror –causa sensaciones físi­cas– y el terror, que está más rela­cionado con ideas y especulación, sin tener algo seguro a lo cual temer. Su tercer nivel es la repul­sión, denominado gore por otros críticos, donde encontramos de­masiada sangre, excrecencias y extremidades humanas así como violencia explícita.

Gore es un término del inglés que literalmente significa “sangre derramada”. Las películas u obras gore no son aptas para menores de edad por el nivel de violencia explícita, aun­que muchas comedias utili­zan elementos de esta estéti­ca, a las cuales se les conoce como splatstick.

A continuación te dejamos un top de las cintas de gore que no pueden faltar entre los amantes de la sangre y el miedo:

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN COMPLETA DE CONTENIDO

¿Qué es el Gore?

Una especialista consultada por Contenido, Alejandra Amatto, define al género como una exacerbación de ciertos elementos que aplica el terror y que llevan al extremo escenas visuales o literarias que desafían límites vinculados con lo físico, lo escatológico, la sangre, “con ciertos horrores que son más bien técnico-efectistas; más estéticos, más abruptos, más groseros frente al espectador”.

Foto: Banco UNSPLASH

Coincide con ella Luis Reséndiz, crítico de cine y ensayista, pues “en principio el gore es un subgénero del horror más que una cosa distinta de este. La diferencia principal entonces sería el talante gráfico del subgénero” y como muestra sugiere Holocausto caníbal, un film italiano de 1980.

Finalmente, es importante destacar que pese a lo crudo y visceral que pueden resultar este tipo de rodajes, no siempre tiene que ver con problemáticas de salud mental, así lo explica a Contenido la psicóloga de la UNAM Rosalía Sánchez: «Hay personas con una salud mental no patológica, a quienes les apasiona el arte y la expresión gore; sin embargo, es recomendable para quien tenga gusto por un cine de violencia muy explícita, tener cuidado que no se le vuelva algo adictivo. Si ese es el caso sí estaríamos hablando de algo anómalo».

Por Ximena Cueto y Redacción

CONOCE MÁS, DA CLIC AQUÍ