Así festeja México durante la pandemia

Así festeja México durante la pandemia

El mundo ve en México un país alegre que festeja en grande sin embargo, con la llegada de la pandemia del virus SarsCov-2, son muchos los cambios que han resultado y las celebraciones no son la excepción ¿Cómo se las ha arreglado el territorio nacional para concretar sus fiestas y algarabías?

Suspensión indefinida

Las fiestas, como tantas tradiciones dadas por sentado antes de la pandemia de COVID-19, ahora están indefinidamente en suspendidas o definitivamente canceladas. El tema puede parecer una pérdida trivial en un país donde la pandemia ha matado a más de 83,000 personas y la recesión ha orillado a la pérdida de más de un millón de empleos, según cifras oficiales, pero las pérdidas económicas pueden tener un impacto mayor de los previsto por algunos especialistas, toda vez que el pequeño comerciante ve afectada su principal fuente ingreso, expone la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño  (Canacope).

En México, las fiestas son mucho más que pasar un buen momento. Las celebraciones elaboradas de quinceañeras, la carne asada del fin de semana, los festivales religiosos en honor a los santos patronos, todos son rituales que millones de mexicanos festejan que unen a la familia y la comunidad. Y su ausencia se siente profundamente en medio del estrés de la pandemia y el confinamiento.

Y para muestra, un botón: la Canacope de la Ciudad de México estima que la derrama económica con motivo de las fiestas patrias, fue por alrededor de 276 millones 456 mil pesos, que representó 60% por debajo de años anteriores, según un informe de la institución consultado por Contenido.

DESCARGA AQUÍ LA EDICIÓN ÍNTEGRA DE CONTENIDO DE SEPTIEMBRE

¿Cómo festejar entonces durante la pandemia?

La pandemia de la COVID-19 le pegó fuertemente a toda la industria dedicada a las celebraciones sociales en México, antes y durante el periodo de aislamiento decretado por las autoridades sanitarias locales. De ellos, las tiendas de vestidos, los músicos, fotógrafos y los salones de fiestas que en su mayoría aún no pueden operar en su totalidad, han tenido pérdidas millonarias por la cancelación o suspensión de eventos sociales.

El resultado salta a la vista: los bares han tenido que cambiar su giro a un ambiente más familiar como son los restaurantes; los eventos culturales de grandes magnitudes se desarrollan vía streaming como el Cervantino o la Guelagetza en Guanajuato y Oaxaca respectivamente; algunos otros han apelado a las azoteas o terrazas donde pueden mantenerse con la sana distancia y algunos más han cancelado definitivamente sus festejos.

La preocupación de analistas a nivel nacional y mundial no es gratuita, toda vez que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la economía de México se contraerá un 11% este año, más que en cualquier otro lugar de América Latina. Las Naciones Unidas (ONU) estiman que medio millón de empresas podrían cerrar aquí en los próximos seis meses. De tal forma que lo trivial que pudo parecer el hecho de que no se pudieran hacer celebraciones libremente debido a la pandemia toma relevancia si hacia el futuro no hay cambios en el modo en que actuamos ante una crisis sanitaria.

Por Mario Ostos

CONOCE MÁS, DA CLIC AQUÍ 

Tags: