Vacunar es proteger la salud de los niños

Vacunar es proteger la salud de los niños

Las vacunas, al proteger a los niños frente a enfermedades graves, desempeñan una función esencial en el objetivo de poner fin a las muertes infantiles evitables.

Niños sanos serán adultos sanos: personas capaces de labrar un futuro mejor para ellos mismos, su comunidad y su país. La inmunización salva entre 2 y 3 millones de vidas cada año.

Aplica las vacunas para estas enfermedades

Difteria

Es un padecimiento grave causado por una toxina producida por bacterias. Forma una capa espesa en la parte posterior de la nariz o la garganta que puede causar dificultades para respirar. Puede ser mortal

Enfermedades neumocócicas

Son las afecciones causadas por bacterias llamadas neumococos como la neumonía y la meningitis neumocócicas. A menudo son leves, pero pueden causar discapacidad o la muerte. Los niños menores de 2 años están entre los que tienen mayor riesgo de contraer estas enfermedades.

Hepatitis A

Es la enfermedad del hígado grave causada por el virus de la hepatitis A. 

Los niños no tienen síntomas, pero a menudo contagian la enfermedad a otras personas, incluidos sus padres o personas que los cuiden.

Hepatitis B

Es la enfermedad del hígado contagiosa causada por el virus de la hepatitis B. Se conoce como “hepatitis B aguda” a los primeros seis meses después de que alguien se infecte con el virus.

Enfermedades por Hib

Afecciones graves causadas por la bacteria Haemophilus influenzae tipo b (Hib), siendo meningitis la más común. Los bebés y los niños menores de cinco años son los que tienen mayor riesgo de contraer estos padecimientos. Pueden causar discapacidades y ser mortales.

Influenza

El virus de la influenza infecta, nariz, y vías respiratorias superiores, garganta y pulmones. Se propaga fácilmente y puede causar enfermedad grave, en niños pequeños, las personas de edad avanzada, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones como el asma y la diabetes.

Parotiditis

Es una enfermedad contagiosa causada por un virus. Se propaga con facilidad a través de la tos y los estornudos. No hay tratamiento y puede causar problemas de salud a largo.

Rotavirus

Produce diarrea y vómitos intensos que pueden llevar a la deshidratación grave. Afecta principalmente a bebés y niños pequeños.

Rubéola

La infección es generalmente leve, con fiebre y sarpullido. Una mujer embarazada infectada, puede tener, aborto espontáneo, el bebé en gestación puede desarrollar defectos de nacimiento graves o puede morir poco después de nacer. Se propaga cuando una persona infectada tose o estornuda.

Sarampión

Es la enfermedad respiratoria grave (en los pulmones y las vías respiratorias) que causa un sarpullido y fiebre. Es muy contagioso.

Tétanos

Es una enfermedad grave que causa una dolorosa rigidez muscular y puede ser mortal. Puede causar problemas para respirar, espasmos musculares y parálisis. Recuperarse completamente puede tomar meses. Un niño podría necesitar semanas de atención en un hospital.

Fuente: CDC.

El dato

La pandemia de COVID-19 derivó en un retraso en los esquemas de vacunación de 700,000 niños en el país, debido a que los padres de familia no llevaron a los menores de edad a las Unidades de Medicina Familiar por temor al contagio.

Fuente: Instituto Mexicano del Seguro Social.

El dato

El 30% de las muertes de niños menores de cinco años se debe a causas que las vacunas pueden evitar.

Fuente: Unicef

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Tags:
,