Sin público y con antorchas; el grito y el desfile serán virtuales

Sin público y con antorchas; el grito y el desfile serán virtuales

Todos los alcaldes de la Ciudad de México han acordado cancelar los festejos de Independencia del próximo 15 de septiembre por la pandemia de COVID-19 que ha dejado más de 67,000 muertos. Se trata de la primera ocasión desde 1847 que en la capital del país no habrá celebraciones.

Aunque el gobierno tenía planeado que podrían estar presentes hasta 500 personas en la plancha del Zócalo para celebrar el Grito de Independencia y el Desfile Militar, este día se dio a conocer que ambos serán virtuales y sin público.

La transmisión se podrá disfrutar a través de la televisión y también en Internet, todo con el objetivo de evitar contagios. En la Ciudad de México habrá un operativo para impedir el acceso a la plancha del Zócalo para el Grito de Independencia y para el Desfile Militar, los días 15 y 16 de septiembre.

El Grito se dará en Palacio Nacional a las 23:00 horas, mientras que en las alcaldías se hará a las 22:00 horas. En referencia al Desfile Militar, éste se realizará el 16 de septiembre, a las 10:00 horas.

Ya pasó en 1847

En 1847 no hubo ceremonia del Grito en la capital del país, se describe en el sitio WiiMéxico; se encontraba ocupada por el ejército estadounidense que izó la bandera de las barras y las estrellas sobre el Palacio Nacional, el 14 de septiembre. Sin embargo, en Querétaro, donde el gobierno mexicano se había establecido, hubo una modesta y austera conmemoración para recordar el inicio de la independencia en momentos tan aciagos para el país. 

Ni siquiera en los momentos en que el país frisaba los límites de la desintegración, la anarquía y el caos como en 1847 o 1864, ni en medio de las guerras civiles que asolaron al México independiente durante décadas, el día de la Patria dejó de celebrarse: «»El 16 de septiembre -escribió Justo Sierra a finales del siglo XIX- fue desde entonces [1810] una festividad nacional. Jamás ha dejado de serlo. Se han aumentado o suprimido otras fiestas patrióticas; pero ningún gobierno… se ha atrevido a arrancar esa fecha de los fastos mexicanos que el primer acto de la voluntad de la nación declaró sacrosanta»». 

Este año, para conmemorar el inicio del movimiento independiente, habrá juegos artificiales, luces leds y un pebetero que, según trascendió, simbolizará la esperanza del pueblo de México en estos momentos de crisis.