Movilidad ¿Cómo llegamos a la nueva normalidad?

Movilidad ¿Cómo llegamos a la nueva normalidad?

¿De la cuarentena regresaremos ordenados o la necesidad de contar con ciudades más humanas volverá a ser la norma? ¿Cómo será la movilidad en la nueva normalidad?

Un nuevo tipo de emergencia ha surgido: Las arterias de las grandes ciudades necesitan el tránsito de sus habitantes para reactivar sus economías sin morir en el intento. Contar con “zonas libres de contagio” es urgente, no imposible. Una respuesta en todo el planeta han sido las ciclovías.

En México, 40% de las personas se mueven en transporte público. Antes de la emergencia sanitaria, los datos apuntaban a 50 millones de usuarios. Hoy se calculan entre 20 a 30 millones de usuarios. Según datos oficiales, 19% del gasto de las personas es para transporte y movilidad.

Desde 2018, la arquitecta y maestra en urbanismo Sonia Medina hablaba para Contenido sobre «nuevas movilidades». Capaces de dotar con espacios seguros, dando paso a una sociedad equitativa y saludable. Dicha propuesta requería coordinación entre instituciones a las que la sociedad civil se sumase. “El factor urgencia ya estaba, pero ahorita se agravó”, resalta en otra entrevista Estefanía Chávez, colaboradora en el Laboratorio de Espacio Público en México.

Los dichos de ambas se sustentan en los consumidores. De acuerdo con MercadoLibre, los mexicanos han provocado un alza del 200% en la venta de bicicletas entre junio y julio, en comparación con 2019. Lo mismo ha sucedido con la búsqueda de rutas en bicicleta en Google Maps que, desde febrero, se han incrementado un 69%. Del otro lado del charco, en Europa, la venta de “biclas” se ha triplicado, según Decathlon, mientras en China, la demanda se quintuplicó tras el confinamiento.

A decir de nuestros usuarios en redes sociales, a través de un sondeo realizado el 6 de agosto del año en curso, la bicicleta sí es una manera de prevenir contagios, aunque la mayoría apunta a un riesgo relacionado a otro tipo de movilidad que por años ha producido muertos, hechos de tránsito, congestionamientos, huérfanos, personas con discapacidades y, sí, también contaminación: El automóvil.

Con la llegada del coronavirus esta evidencia, recabada por al menos dos décadas, muestra una crisis que exige mejores espacios públicos, amplios, accesibles, y que hacen sugerir a la Alcaldesa de la Bicicleta en Ciudad de México, Areli Carreón, una nueva y mejor organizaciòn de la vida económica y sus ciudades, sobre todo cuando el Banco Mundial nos dice que para 2020 de 70 a 100 millones de personas van engrosar las estadísticas de pobreza. “Todo el mundo ‒dice para Contenido‒ nos hemos equivocado y nos damos cuenta lo que los activistas han dicho durante 20 años. La pregunta es ¿cómo hacemos? para que funcione y regresemos a una normalidad saludable, segura, sostenible, sustentable y solidaria”. La respuesta, en el caso mexicano, no se ha hecho esperar… El resto de este artículo lo puedes encontrar en la edición de Septiembre 2020 de tu Revista Contenido

Por Eduardo Banda