méxico en el arranque de su año electoral

méxico en el arranque de su año electoral

El año electoral más intenso en la vida del país comienza con desacuerdos y confrontaciones entre los principales actores políticos.

El pasado 7 de septiembre arrancó un año electoral sin precedentes para la democracia mexicana. Incluye la renovación de la Cámara de Diputados federal, así como una serie de elecciones estatales y locales.

Se asignarán cerca de 21,000 cargos, la primera vez en la historia en que ocurrirá en una misma jornada: el primer domingo de junio de 2021.

“El país encara estos eventos en un momento complicado, justo cuando retoma actividades esenciales que se vieron paralizadas por la pandemia de COVID-19 y bajo una nueva normalidad que se mantendrá hasta nuevo aviso” señala Jessica Rojas Alegría, catedrática de la FES Aragón de la UNAM y ex aspirante finalista a consejera del Instituto Nacional Electoral (INE).

Para Rojas la situación implicará un esfuerzo organizativo tan colosal como novedoso tanto para garantizar su realización en la fecha acordada como para cuidar la salud de los más de 90 millones de ciudadanos que podrán votar.

Momento caótico

Por su parte, Jorge Márquez, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, asegura que México inicia su año electoral en medio de un caos provocado por una crisis económica sin precedentes y para la que no hay salidas a corto plazo, atribuible solo en parte a la crisis sanitaria.

“Hay responsabilidad del gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que ha descuidado actividades tan importantes como el turismo, al tiempo que alejó a inversionistas y poco hizo para acabar con la violencia generada por el crimen organizado”, sostiene el académico.

El desgaste en el ejercicio del gobierno está repercutiendo en los niveles de aceptación del primer mandatario, los que han bajado de más de 70% a menos de 60, “pero siguen altos y le dan suficiente margen de maniobra para gobernar sin preocuparse por el desencanto”, opina Said Hernández, especialista en temas electorales y ex asesor del INE

Debilidad arraigada

Más de dos años después de los históricos comicios que marcaron la tercera aternancia en la presidencia de México y la consolidación de Morena como primera fuerza política, las alternativas de oposición no logran recuperarse.

“Tanto PRI, PAN y PRD como MC han sido incapaces de construir propuestas novedosas para el electorado”, sostiene Rojas para quien resulta preocupante que “esas organizaciones parezcan conformarse con criticar y rechazar las iniciativas del presidente López Obrador y su partido”.

La académica de FES Aragón coincide con Said Hernández en que ninguna de esas opciones está en condiciones de derrotar a Morena en el ámbito federal, por lo que muy posiblemente busque coaliciones muy pragmáticas.

De hecho, el ex asesor del INE visualiza dos frentes rumbo a los procesos electorales de 2021, uno, conformado por Morena, el Partido Verde y el PT, el otro, integrado por PAN, PRD y MC.

“La gran incógnita es el PRI con su muy valiosa estructura territorial porque algunos de sus sectores se sienten identificados con Morena, pero otros preferirían aliarse con los panistas”, sostiene Hernández.

Faltan líderes

El ex asesor del INE, coordinador al lado de Luis Carlos Ugalde del reporte Fortalezas y debilidades del sistema electoral mexicano, considera también que las oposiciones no tienen nuevos liderazgos nacionales.

Al mismo tiempo, considera que conservan fuerza en distintos estados y municipios. Y en esos lugares buscarán fortalecer su presencia.

Un panorama distinto ve el académico Márquez, para quien los partidos permanecen como actores secundarios.

“La confrontación se dará cada vez más entre pro y anti lópezobradoristas con el último grupo en franco crecimiento gracias a las adhesiones de quienes se sienten afectados, traicionados o simplemente excluidos de los proyectos del jefe del Ejecutivo”.

Para el catedrático de la UNAM los antilopezobradoristas pueden sumar fuerza suficiente como para convertirse en mayoría simple en la Cámara de Diputados, situación que complicaría los planes de la 4T para el segundo tramo del sexenio.

¿Nuevas opciones?

El juego electoral de 2021 tanto a nivel federal como estatal dejará sin espacios reales a las candidaturas independientes que apenas tendrían posibilidades en algunas contiendas municipales y por diputaciones locales.

En cuanto a los comicios federales, los ciudadanos dispondrán de ocho opciones con la incorporación del Partido Encuentro Solidario, surgido de lo que fue el Partido Encuentro Social.

Al momento de escribir esta nota queda la posibilidad de integrar un noveno actor, el Partido México Libre, si así lo dispone el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Lee el reportaje completo descargando aquí la edición íntegra de Contenido de septiembre 2020 https://bit.ly/2AKohqj

Garantes confrontados

El INE será la autoridad encargada de organizar los procesos electorales que ocurrirán en 2021.

El peso de sus actividades da mayor reelevancia a sus frecuentes desacuerdos con el presidente López Obrador quien lo ha reprendido publicamente tanto por su excesivo gasto administrativo, como por haber avalado “fraudes electorales”.

En julio pasado el mandatario exigió a las autoridades electorales mantener su imparcialidad y no ponerse al servicio de ningún gobierno o partido “como ocurrió siempre en el pasado”.

Ante dichos antecedentes el mandatario se comprometió a ser “garante de la limpieza de los comicios”.

El consultor Hernández advierte que la declaración presidencial erosiona el prestigio del instituto y al mismo tiempo podría representar una intromisión en funciones que no le corresponden.

Para la académica Rojas, quien formó parte de una de las quintetas finalistas en la reciente elección de cuatro consejeros del INE, resulta plausible el compromiso del mandatario con el respeto al voto.

Pero aclara que ni se necesita, ni se justifica su intervención en procesos electorales.

Escenario deseable

Los entrevistados para este reportaje reiteran que es demasiado pronto para describir el mosaico político que dejarán los comicios de 2021.

El catedrático Márquez considera exagerado afirmar que nos encaminamos a la “consolidación de la presidencia imperial”.

“Apenas he localizado un sondeo sobre preferencias electorales para 2021 y muestra que los indecisos representan entre 25 y 30% de los probables votantes, con la posibilidad de que descarten las opciones favorables al mandatario”.

La académica Rojas se pronuncia por un nuevo equilibrio de poderes que refleje fielmente la composición del electorado mexicano, lo que no ocurrió en la primera parte del sexenio. Entonces Morena alcanzó la mayoría en la Cámara de Diputados cuando apenas obtuvo 37% los votos.

En cuanto al consultor Hernández ve muy probable que el partido oficial se mantenga como la primera fuerza parlamentaria sin necesidad de recurrir a trampas.

Al mismo tiempo considera sano que no alcance más allá de la mayoría simple para que se vea orillado a formar alianzas tan coyunturales como incluyentes con otros actores políticos.

Por Pedro C. Baca

Fotos PxHere

Conoce más, da clic aquí https://bit.ly/3k6kjte