Consumes más sal de lo que crees y así afecta a tu salud

Consumes más sal de lo que crees y así afecta a tu salud

El consumo excesivo de sal aumenta el riesgo de padecer hipertensión.

Menos sal, más salud para ti.

La sal es mucho más que un condimento que potencia el sabor de los alimentos. Desde la antigüedad este producto ha ha sido un compuesto con una gran importancia cultural, tanta que el pago a los militares del Imperio Romano incluía una porción de sal, de ahí que al dinero que se recibe por un trabajo le llamemos “salario”.

Ante todo, es indispensable para la vida, ya que el cuerpo la necesita para funcionar correctamente: contribuye a que el cuerpo esté bien hidratado, introduciendo agua en el interior de las células; ayuda a controlar la cantidad de agua y fluidos del cuerpo; es esencial para la transmisión de impulsos en el sistema nervioso y para la relajación muscular.

No obstante, no necesitamos ingerir una gran cantidad de sal para que el cuerpo funcione correctamente. Consumir más de cinco gramos al día aumenta considerablemente la probabilidad de sufrir hipertensión, que a su vez es el principal factor de riesgo de morir por ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular y falla renal, expresa la médico internista Viviam Ubiarco López, directora médica del Área Cardiovascular de Novartis México.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de sal a menos de cinco gramos al día, el equivalente a una cucharadita cafetera, mientras que en los niños de entre siete y 10 años no deberían superarse los cuatro gramos diarios, y los menores de siete años no deben consumir más de tres gramos al día.

La sal potencia los sabores de los alimentos, para así disfrutar de uno de los mayores placeres, como es comer, no obstante la gente abusa de ella, lo que origina problemas de salud que afectan a la población, como la hipertensión, señaló la investigadora Patricia Severiano Pérez, del  Departamento de Alimentos y Biotecnología de la Facultad de Química de la UNAM.

Compartió que la hipertensión arterial es la principal patología por la que se considera que el alto consumo de sal es un problema grave de salud pública, ya que causa 9.4 millones de muertes en el mundo.

De acuerdo con la académica, en México se estima que viven cerca de 450,000 personas con este problema, cifra que podría duplicarse si se toma en cuenta que hasta 47.3% no sabe que tiene la enfermedad.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo con el consumo de sal?

Ésta actúa en los riñones para que el cuerpo retenga más agua. El agua almacenada adicional eleva la presión arterial y ejerce presión sobre los riñones, las arterias, el corazón y el cerebro.

¿Cómo está la situación de consumo de sal en México?

La gran mayoría de las personas consume una cantidad excesiva.

Los hombres consumen dos veces más sal de lo recomendado.

Las mujeres consumen  1.5 veces más sal de lo recomendado.

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS) y World Action on Salt and Health.

¿Sabías qué?

Reducir 15% de tu consumo de sal puede disminuir tu presión arterial y tu probabilidad de muerte por enfermedades en un 40%.

La OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal por día, lo que equivale una cucharadita de café al ras (sin copetear).

Alimentos altos en sal

El sodio no sólo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en la leche, crema, huevos, carne y mariscos. No obstante, existe en mayor cantidad en productos procesados e industrializados, como pan, galletas saladas, carnes, tocino, salchichas, jamón y palomitas de maíz.

¿Sabías que?

Más de la mitad del consumo en México de sal proviene de productos industrializados.

¿Sabes que es el glutamato de monosódico?

Está incluido en el consomé de pollo, en cubitos o en polvo, sazonadores, salsa cátsup, salchichas, salsa de soya, salsa para carne, sopas de sobre, frituras, aceitunas, artículos de repostería, condimentos, mostaza preparada, entre otros.

Ese elemento químico no es aconsejable para la salud porque aumenta la presión arterial, puede causar náusea, vómitos,  taquicardia (aumento en los latidos del corazón), dolor de cabeza, mareo e incluso depresión.

¡Evítalo!

Fuente: IMSS y World Action on Salt and Health.

¿Sabes cuánta sal tienen los alimentos que consumes cotidianamente?

Cubitos de consomé de pollo.

Un cubito o una cucharada de consomé de pollo contiene 3.29 g de sal. Esto equivale al 85% de lo que debes consumir en un día.

¡Casi todo lo que debes consumir en un solo día!

 Refresco

Una lata de bebida carbonatada de 355 ml contiene 200 mg de sal. Si bien, no contiene una gran cantidad de sal, es el 5% de lo que debes consumir al día.

 Alimentos enlatados

Los frijoles bayos refritos (580 g) contienen 3.3 g de sal.

¡Es casi el total de sal que debes consumir al día!

Si consumes solo una porción (100 g) estás consumiendo el 15% del total de sal que debes consumir al día.

Fuente: IMSS y World Action on Salt and Health.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Ver: México hipertenso: Un enemigo silencioso. Contenido 687, septiembre, 2020

Fotos: Pixabay