4 pasos para despertar a tus hijos en este regreso a clases.

4 pasos para despertar a tus hijos en este regreso a clases.

Las clases seguirán siendo a distancia, en casa, y con clases en línea, sin embargo, sus horarios para dormir cambian por lo que es momento de volverlos a acostumbrar a despertar temprano.

Los expertos de The National Sleep Fundation recomiendan ahora que el ciclo escolar que reanudó seguir esos consejos sobre todo si tiene dificultad para despertar a sus hijos en la mañana, que un problema que aqueja a millones de padres de familia en el mundo.

Según un estudio, el  50% de los estudiantes de educación primaria y secundaria tienen problemas para despertar en las mañanas relacionado con un fundamento biológico, aunque duerman las nueve horas de sueño, debido a los cambios en sus ritmos circadianos.

Despiértalo antes de lo necesario

Los niños y jóvenes necesitan algo de tiempo para hacer la transición de estar dormidos a estar despiertos temprano. Despertar al instante no es natural, y en muchos casos tampoco posible. Así que permite un margen de cinco a 10 minutos para esta transición.

Coloca una alternativa a la alarma

Casi nadie disfruta el sonido de una alarma. Por ejemplo, descubre nuevas formas para ayudarle a despertar a tu hijo con un suave masaje o hacer que la transición de estar dormido a despierto sea menos agresiva al colocarlo despacio y delicadamente en posición sentado.

También puedes entrar a su habitación unos 20 minutos antes de su hora de despertar y abrir las cortinas, la luz natural le ayudará a su cuerpo a darse cuenta que es de día.

Prepara el desayuno

El cerebro de los niños puede estar aún algo nublado por el sueño en el instante que despiertan, pero su nariz estará funcionando perfectamente. Si el primer olor que le llega al abrir los ojos es el de su desayuno favorito, le será más fácil despertar y de buen humor además.

Establezca un horario para ir a dormir

Si a tu hijo le cuesta mucho despertar es probable que parte a la cama muy tarde y no logre obtener las horas de sueño necesarias, por lo que deberás enviarlo a dormir más temprano.

Es necesario que sea un proceso gradual, con incrementos de 10 a 15 minutos cada tres o cuatro días.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay