Vladimir Putin se eterniza en el poder

Vladimir Putin se eterniza en el poder

Vladimir Putin, el jerarca ruso, quita los obstáculos legales para gobernar hasta 2036 con el aval de una mayoría aplastante.

Putin con uno de sus grandes aliados, el dictador de Bielorrusia.

“Sin Vladimir Putin no hay Rusia” ha sido en estos días la frase más mencionada a lo largo de los 17 millones de kilómetros cuadrados que abarca el país euroasiático.

Unos ciudadados la pronuncian con efusividad, otros resignación y cierta pesadumbre, pero ninguno en son de broma.

La toman tan en serio que 78 de cada 100 electores recién aprobaron que su actual presidente conserve el poder hasta por 16 años más.

El dato llama la atención porque el político de 67 años ha regido el país desde hace más de dos décadas.

ARRAIGO INDISCUTIBLE

“En el arraigo de Vladimir Putin pesa su habilidad para presentarse como el autor de la resurrección de Rusia”, explica Alberto Betancourt Posada, académico de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y coordinador del Observatorio del G20 de la misma institución.

Al momento de que Putin tomó el poder, el 31 de diciembre de 1999, el enorme país estaba literalmente sumido en el caos económico.

“Entonces, Rusia estaba secuestrada por un puñado de oligarcas, quienes controlaban la riqueza nacional, y desmoralizada ante la pérdida de su influencia en el mundo”, señala el académico.

El mandatario dio estabilidad y orden, generó un modesto pero palpable progreso económico y puso de nuevo a Rusia en el tablero geopolítico mundial como actor relevante.

Al mismo tiempo “acabó con quienes pretendían disputarle el poder, neutralizó a la disidencia, estrechó el control de los medios de comunicación y creó una estructura de poder tan vertical como autoritaria a su servicio”, apunta un informe publicado por el Real Instituto Elcano en julio 2020.

GESTIÓN EXITOSA

Para la prensa alemana, en tiempos recientes la opinión favorable hacia Putin creció por su gestión de la pandemia de COVID-19.

Con apenas 10.7 fallecidos por cada 100,000 habitantes en Rusia, su tasa de mortandad figura entre las más bajas.

Además, ya cuenta con una vacuna, cuya aplicación generalizada comenzará en unos días.

Con el apoyo de la iniciativa privada, el gobernante ruso puso a su población bajo estricto confinamiento… con vacaciones pagadas, las que concluyeron en vísperas de que los ciudadanos acudieran a las urnas para avalar en futuro político del líder.

Por los resultados se ve que supieron corresponderle.

GRAVES PENDIENTES

¿Todo está resuelto?

No, a Vladimir Putin le queda un enorme desafío para cumplir su promesa de “engrandecer de nuevo a la madre Rusia”.

En 2020, su economía se contraerá por lo menos en 6.6%, advierte el Fondo Monetario Internacional.

La institución prevé un rebote de 4.1% para 2021 pero lo ata al “incremento considerable” de los precios de petróleo y gas, productos que aportan 39% del PIB ruso. Nada lo garantiza.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP