Laboratorio robotizado mexicano tras la vacuna

Laboratorio robotizado mexicano tras la vacuna

Tecnología en acción para reducir tiempos. El científico del Instituto Politécnico Nacional, Juan Humberto Sossa Azuela, participa a nivel internacional en el grupo de investigación integrado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para la búsqueda de la vacuna en un laboratorio robotizado contra COVID-19.

Sossa Azuela, destacó que, de aceptarse la propuesta, su aportación consistiría en automatizar el proceso para la selección de los mejores candidatos a vacunas, así como todos los ensayos preclínicos y clínicos para dar protección al personal de salud, con el propósito de obtener un producto de óptima calidad y al mismo tiempo evitar el riesgo de contagios.

El Jefe del Laboratorio de Robótica y Mecatrónica del Centro de Investigación en Computación, explicó que el proyecto consiste en poner en operación un laboratorio robotizado para el desarrollo de la vacuna, con lo cual se reducirían tiempos y a la vez se protegería a los científicos de posibles contagios con el coronavirus SARS-CoV-2.

El especialista en robótica del IPN precisó que para la búsqueda de los posibles candidatos de vacunas lo primero que se requeriría es un computador de alto rendimiento, capaz de generar millones de soluciones y depurar las mejores propuestas, y que en esa institución politécnica cuentan con el conocimiento, la capacidad y habilidades para alcanzar el objetivo planteado.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay