Elecciones en EU 2020: ¿Puede Biden derrotar a Trump?

Elecciones en EU 2020: ¿Puede Biden derrotar a Trump?

Las elecciones en EU entran en su periodo decisivo con una interrogante para la que analistas consultados por Contenido ya tienen respuesta.

Joe Biden y su esposa Jill en la Convención Nacional del Partido Demócrata.

Este mes tiene especial relevancia en el proceso electoral para elegir, o en su caso ratificar, al presidente de Estados Unidos para el periodo 2021-2025.

Tanto el Partido Republicano, actualmente en el poder, como el Demócrata, oficializan a su aspirante: Donald Trump y Joe Biden.

“Con ese acto se da el banderazo de salida a un intenso periodo de campaña. Se prolongará hasta el mismo día de la elección, el próximo 3 de noviembre”, señala Felipe J. Guzmán, académico de la Universidad Estatal de California.

El especialista advierte que la contienda transcurrirá en un EU devastado. “Tenemos una crisis económica impensable hasta principios de este año”, cuando muchos analistas, incluyéndolo, preveían la reelección de Trump.

Recientemente el FMI previó que este año la economía norteamericana se contraerá 8%. Con un “insuficiente rebote” de 4.5% durante 2021.

Actualmente, la tasa de desempleo ronda 15%, con 40 millones de personas sin trabajo. No se podrá hablar de recuperación sino hasta bien entrado 2022.

“Se trata de un momento inédito, debido al encendido debate sobre racismo y brutalidad policíaca” indica Eduardo Rosales, profesor e investigador de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM.

Por si fuera poco, las elecciones en EU transcurren en “un momento de tremenda desilusión e incertidumbre”, sostiene Silvia Núñez, docente del Centro de Investigaciones de América del Norte, CISAN, de la UNAM.

Frente a este contexto, los tres académicos coinciden en que “el opositor Joe Biden está en posibilidades de sacar a Donald Trump de la Casa Blanca”.

Panorama cambiante

Es bien sabido que los críticos de Trump son mayoría pero están dispersos y confrontados. ¿La candidatura de Biden cuenta con suficiente atractivo para convocarlos?

Eduardo Rosales sostiene que el político tiene experiencia y puede generar confianza entre indecisos y decepcionados.

“Si la situación provocada por la pandemia se agrava y la crisis económica se profundiza puede ser la opción para deshacerse de un Trump errático e ineficiente”.

Para Guzmán salta a la vista el poco carisma de Biden. Así como sus dificultades para explicar ideas y propuestas ante grandes auditorios, pero “definitivamente no es un simple sparring”.

El demócrata tiene tras de sí su participación en el exitoso gobierno de Barack Obama, revalorado muy positivamente luego de cuatro años de su conclusión”, señala.

Siguiendo con esta idea, Núñez resalta el atractivo de algunas propuestas. Crear condiciones para generar cinco millones de empleos, incrementar el salario mínimo a 15 dólares por hora.

Además de su promesa de reforzar el sistema universal de salud que Trump quiso destruir por «incosteable».

Alianzas redituables

La victoria de hace cuatro años del actual inquilino de la Casa Blanca fue apuntalada por la división de las filas demócratas, pero Biden no enfrenta ese problema.

De hecho, el candidato presidencial ha tendido puentes hacia su antiguo adversario Bernie Sanders. Logró su aval y la promesa de “traspasarle” el respaldo de sus jóvenes seguidores.

“Pudiera pensarse que la avanzada edad de Biden (tomaría posesión con 78 años cumplidos) pesa en su contra, pero no ha sido tema de debate. Además, el presidente Trump tiene 74”, señala Núñez.

La académica del CISAN considera que el aspirante compensa su falta de vigor y carisma con la participación de su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris. La candidata a la vicepresidencia puede traerle un importante número de votos.

La designación de Harris pretende no solo agradar a mujeres y minorías, sino confirmar que la fórmula demócrata cuenta con un eventual sustituto para la presidencia con capacidad de mando”, señala Núñez.

Fuerza debilitada

Trump se jacta del sólido respaldo de 40% del electorado y los análisis más imparciales le daban la razón… hasta hace poco.

Pero la realidad económica del país, sumada a una gestión polémica de la pandemia del COVID-19 está provocando cuantiosas deserciones

Sus seguidores nunca lo han apoyado ciegamente, pasan por alto sus desplantes siempre y cuando perciban que el país está seguro y a ellos les irá bien en términos económicos.

“La realidad les indica que ahora no es así”, indica el investigador de la Universidad Estatal de California.

Por otra parte “El desánimo se traduce en pérdida de intención del voto en estados clave como Florida, Pensilvania, Carolina del Norte, Wisconsin, Minnesota y Michigan”, opina el internacionalista Rosales.

El debilitamiento de Trump no es suficiente para pronosticar su derrota, coinciden los entrevistados para este reportaje.

La académica Núñez advierte que existe un voto oculto (personas que prefieren no revelar su preferencia electoral) muy amplio a favor de Trump.

A ese electorado le fascinan ciertas acciones del presidente, como promover «ley y orden».

Próximos retos

En el resultado de las elecciones en EU pesará el nivel de participación. En 2016 un número significativo de votantes se quedó en casa.

Además, “Falta por ver qué tanto se apoyarán los candidatos en sus redes sociales para transmitir ideas, propuestas y ataques.

«En ese terreno la ventaja de Trump sobre Biden es aplastante”, indica Eduardo Rosales.

Lo más importante es cómo se llevará a cabo la jornada del 3 de noviembre próximo. Solamente un masivo voto presencial en contra dejaría a Trump sin argumentos para descalificar los resultados.

“Por ahora la gran noticia es que habrá una contienda muy competida y con posibilidades reales de triunfo para el retador. Algo que se descartaba apenas en abril pasado”, concluye el académico de FES Acatlán.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP