Cuidado con los contagios

Cuidado con los contagios

Es necesario el lavado de manos. Desde el 1 de junio podemos estar seguros de que las medidas de distanciamiento, uso de cubrebocas y protección ocular funcionan. Fue entonces cuando la revista The Lancet publicó una revisión sistemática y el metanálisis de 172 estudios observacionales sobre el tema de contagios.

Desde el 1 de junio podemos estar seguros de que las medidas de distanciamiento, uso de cubrebocas y protección ocular funcionan. Fue entonces cuando la revista The Lancet publicó una revisión sistemática y el metanálisis de 172 estudios observacionales sobre el tema.

El resultado fue que descubrieron que:

a) El distanciamiento físico de menos de 1 metro conlleva una probabilidad del 12.8% de contraer COVID-19; mientras que con una distancia de 1 metro o más la probabilidad cae a sólo 2.6%.

b) La probabilidad de transmisión si no se usan cubrebocas eficaces es de 17.4% y cae a sólo 3.15% cuando se usan.

c) La protección ocular reduce la probabilidad de infección del 16% al 5.5%.

Ahora un nuevo estudio de modelaje matemático, publicado en el Journal of the American Medical Association, estimó que la tos, el habla e incluso la respiración de un individuo con COVI-19 con una alta carga viral, pueden acarrear un alto riesgo de contagio en una habitación, dependiendo de la ventilación y la formación de microgotas.

Esto debido a que desde finales de mayo se publicó que una persona con alta carga viral puede “liberar grandes cantidades de virus, desde miles hasta millones de copias de virus por metro cúbico”.

Los autores aclaran que la carga viral típica de una persona infectada no acarrea un alto riesgo de infección, pero añaden que sus resultados sugieren que “puede ser necesaria una protección respiratoria estricta cuando existe la posibilidad de estar en la misma habitación pequeña con un individuo (con alta carga viral), especialmente durante un período prolongado”.

Desafortunadamente, la alta carga del virus SARS-CoV-2 no es evidente, ya que, según confirma un estudio preliminar (publicado en medRxiv), las personas con alta carga viral pueden o no presentar síntomas de COVID-19, y “aquellas que no los presentan parecen producir cantidades similares del virus temprano durante una infección”.

Este estudio fue hecho con más de 2,500 empleados y residentes de hogares de ancianos y centros de asistencia en Massachusetts que dieron positivo para COVID-19, y vieron que tanto las personas sintomáticas como las asintomáticas tenían niveles “sorprendentemente similares” del material genético del virus en sus vías respiratorias superiores, las que se prestan al contagio.

Los autores de los dos primeros estudios advierten que “incluso cuando se combinan todas estas medidas, no ofrecen una protección completa y que otras son necesarias, especialmente el lavado de manos”.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Tags:
,