COVID-19 y diabetes: No son buena alianza

COVID-19 y diabetes: No son buena alianza

El control del azúcar y una buena nutrición son esenciales para apoyar a las personas que viven con diabetes.

El coronavirus, COVID-19, es un territorio desconocido. Los profesionales de la salud siguen aprendiendo sobre la enfermedad. Lo que sí sabemos es que las personas con afecciones de salud subyacentes tienen un mayor riesgo de complicaciones a causa de la COVID-19, y específicamente para las personas que viven con diabetes.

Por ejemplo, la diabetes y un nivel de azúcar en la sangre alto, están relacionados con resultados menos favorables en personas con COVID-19, explica la experta Mafalda Hurtado, directora médica en Abbott. Lo importante es apoyar a los pacientes a lograr un buen control glucémico, y la terapia nutricional puede desempeñar un papel clave para ayudar a las personas con diabetes.

El rol vital de la nutrición en el manejo de la diabetes

Para aquellas personas que necesitan apoyo nutricional, existen fórmulas específicas para la diabetes, las cuales pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre.

Fórmulas sugeridas con:

  • Carbohidratos de digestión lenta con un bajo índice glucémico que pueden ayudar a minimizar el efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ácidos grasos monoinsaturados que pueden reemplazar las grasas saturadas y apoyar los niveles de lípidos como el colesterol.
  • Prebióticos y fibra dietética que promueven la salud intestinal y mejoran los niveles de colesterol.
  • Proteínas de alta calidad y otros nutrientes para el sistema inmunológico, incluidos los antioxidantes (vitaminas C, E, selenio), vitamina D, vitamina A y zinc.

Aunque todavía hay muchas incógnitas alrededor de la COVID-19, lo que sabemos es una buena nutrición puede ayudar a controlar y mejorar la salud.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

COVID-19 y diabetes

  • Los datos de las observaciones indican que los pacientes con diabetes corren un mayor riesgo de infección por SARS-CoV-2, enfermar gravemente y morir por el COVID-19 que los pacientes sin diabetes.
  • Aún no se ha determinado si el virus y sus elementos del SARS-CoV-2 interactúa con la diabetes, y esto hace que sea más severo.
  • Es posible que un círculo vicioso, en el que las propiedades de virulencia del SARS-CoV-2 y el control de azúcar en sangre sea deficiente en los pacientes con diabetes contribuyan directamente a la morbilidad y la mortalidad por el COVID-19.

Fuente: Massachusetts General Hospital