¿Dónde guardar los medicamentos?

Qué conservar y qué tirar. ¿Qué es todo eso que tienes ahí? ¿Sabes dónde guardar tus medicamentos?

Tu clóset, tu refrigerador. ¡Quién sabe qué se ocultará ahí! A diferencia de esos lugares donde el desorden es sólo una incomodidad, las cosas almacenadas en el botiquín pueden representar un verdadero peligro. Por eso es que la limpieza anual de este año podría incluir el botiquín.

No dejes que su nombre te engañe.

El botiquín – ese que está colocado por encima del lavabo- es un lugar adecuado para poner la pasta de dientes y las cremas, pero no para guardar medicamentos.

Los fármacos están formulados para almacenarse a temperatura ambiente y en un lugar seco. Casi todos los baños son calientes y húmedos, lo que puede ocasionar que algunos se descompongan o pierdan potencia. En una recámara es la mejor opción.

Siempre revisa la caducidad en la etiqueta antes de tomar cualquier medicina o complemento, y tira todas las que hayan vencido. No olvides que la fecha de caducidad representa el cálculo que hace el fabricante de cuánto tiempo mantendrá su efecto en las circunstancias idóneas, es decir, almacenada en su empaque original a temperatura ambiente en un lugar seco.

Sin importar la fecha de caducidad, tira un medicamento si:

Su color ha cambiado. Si se ha alterado su textura o su consistencia (como cuando las tabletas se vuelven quebradizas, se desmoronan o se cristalizan).

Si expiden un olor fuerte (por ejemplo, el ácido acetilsalicílico caduco huele como a vinagre).

Cualquier otra variación en su apariencia (digamos, un líquido que presente partículas flotantes).

Del botiquín de casa, ¿qué productos ocupas con mayor frecuencia?

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados