COVID-19 y salud mental

Lavar tus manos y practicar distanciamiento social son excelentes formas prácticas de cuidar de tu salud física durante este tiempo. Sin embargo, es también importante el cuidar nuestra mente.

Sé gentil contigo mismo, y con los que están alrededor tuyo.

Los tiempos de alto nivel de estrés pueden sacar lo mejor y lo peor de cada persona. Está bien si lloras mientras te bañas. Sé consciente de cómo actúas y cómo te sientes. Perdónate por las veces que no hayas estado en tu mejor momento. Reconoce que es así y hazlo lo mismo con los demás.

Mantén la calma.

Trata de ser una fuente de calma para familia. Usa técnicas como atención plena, meditación, y respirar profundamente.

Limita el consumo de redes sociales y cobertura de COVID-19.

Haz tu mejor esfuerzo frente a la ansiedad.

Establece un horario para ver cómo se encuentra la familia, compartir pensamientos de un diario, etc.

Establece una rutina para ti y tus seres queridos.

Con la familia comparte actividades de la casa. Asegúrate de que esta rutina involucre espacio para diversión y relajación.

Toma descansos y date la oportunidad de hacer cosas que disfrutes.

Fortalece tus relaciones con tus seres queridos.

Concéntrate en controlar las cosas que puedes controlar.

No te dejes llevar por pensamientos catastrofistas. Recuerda, no puedes controlar el futuro.

Desarrolla una caja de herramientas de cuidado personal.

Para el tacto, puedes usar una cobija suave o un animal de peluche. Para el gusto, puedes tomar tu bebida favorita, y para la vista, observa una fotografía de tus seres queridos o las flores de un jardín.

Ayuda a otros.

Participa con tu comunidad. Haz una donación de dinero, implementos, o tiempo a una causa importante. Por ejemplo, si vas al supermercado, llévale algunas cosas al adulto mayor que posiblemente no pueda de salir de su casa.

¿Qué estrategias de auto cuidado han funcionado para ti?

Fuente: International OCD Foundation.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados