¿Cómo reutilizar tu cubrebocas?

Aprende a cuidar las cubrebocas. El académico Iván Puente Lee, de la Facultad de Química de la UNAM, afirmó que hay alternativas para que las mascarillas N95 y KN95 puedan ser esterilizadas por medio de la luz ultravioleta a 254 nanómetros (UV-C, germicida), con vapor de peróxido de hidrógeno o calor seco a 70 grados centígrados y ser utilizados más de una vez.

Además, el experto sugirió que como parte de los cuidados a los cubrebocas, no usarlo con ningún tipo de maquillaje, y mucho menos emplear agua con jabón, cloro o alcohol para limpiarlos, ya que todo esto puede afectar su capacidad de filtración, capaz de detener las nanopartículas. “El virus mide de 100 a 200 nanómetros y se puede retener por medio de las fibras que contiene cada uno de los filtros”, agregó.

Aunque muchas personas han adquirido este tipo de mascarillas, aun sin ser personal médico, el maestro aseguró que los cubrebocas caseros pueden ser también efectivos y reutilizables, siempre y cuando se elaboren con toallas, camisetas de algodón o con materiales que cuenten con al menos tres capas: polipropileno, algodón y poliéster.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Artículos Relacionados