10 alimentos para una buena dieta en casa

 Lo importante es combinar los alimentos con un estilo de vida que ayude al sistema inmune y al estado anímico y emocional. Te damos recomendaciones para una dieta balanceada.

Los nutriólogos de la Universitat Oberta de Catalunya te recomiendan:

1.- Incluir diariamente variedad de frutas y verduras.

La variedad en color también aporta variedad de propiedades antioxidantes: en las frutas cítricas como la naranja y las fresas; en las frutas rojas, con alto nivel de vitamina C y flavonoides; o las verduras amarillas, naranjas y las de hojas verde, que aportan betacaroteno, antioxidante relevante en la inmunidad de piel y mucosas.

2.- Prioriza con los cereales integrales y las carnes magras.

Estos son grandes aportadores de vitamina B y aminoácidos que ayudan a construir los componentes de sistema inmune así como hierro y zinc. Suma el yogurt y las bebidas lácteas fermentadas, que a través de sus microorganismos vivos actúan más allá de la inmunidad intestinal para aumentar la resistencia a estas infecciones y tener una microbiota saludable. Los frutos secos, que además de zinc contienen antioxidantes como el selenio y la vitamina E. Y finalmente a algunos hongos y el ajo también se les ha atribuido efecto antiviral y antibacteriano.

 3.- Restringe los snacks, dulces y bollería, bebidas refrescantes, etc.

4.- Elabora menús con la combinación ideal.

Hay que mantener las proporciones de los platos: verduras, hortalizas, frutas, legumbres y frutos secos para mantener una ingesta proteica suficiente y alternar con la carne y otros productos de origen animal.

5.-  Si estás enfermo o algún familiar.

Hay que mantener una alimentación suave y nutritiva, priorizando fruta y verdura a la vez que se mantiene una correcta hidratación. La sopa de pollo y las grasas omega-3 del pescado pueden ayudar a aliviar algunos síntomas como el dolor de garganta y en la recuperación de la gripa.

6.-  La comida congelada, una aliada.

Los alimentos congelados son una muy buena opción en el congelador para evitar salir.

7.- Alimentos que contrarrestan el déficit de sol.

No salir a tomar el sol un poco cada día incide en un déficit de vitamina D fundamental para los huesos. Esta carencia la podemos contrarrestar en casa con algunos alimentos: las sardinas, las anchoas, el atún, los lácteos o los huevos.

8.- Racionalizar el consumo.

Debemos tener en cuenta la cantidad de comida que comemos, debe ser moderada ya que el consumo energético es bajo.

9.- Evitar el desperdicio de comida en la dieta.

Recuerda que es recomendable no comprar o consumir alimentos como snacks, bollería, refrescos, etc pues fácilmente sobrepasaremos la cantidad de energía que necesitamos. Si no lo compras, no tendrás la opción del desperdicio.

10.-  Practica ejercicio.

Para combatir la inactividad y la práctica del deporte, en casa se puede realizar ejercicios dirigidos en línea, con bicis estáticas, subir y bajar escaleras, saltar la cuerda. Haz alguno.

Como último consejo para una buena dieta, si convives en familia o con más personas, intenta hacer las comidas familiares dedicando un tiempo adecuado y sin utilizar los celulares.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Artículos Relacionados