Telemedicina en tiempos de COVID-19

Con ayuda de dispositivos electrónicos que las personas tienen en sus hogares, la telemedicina es una herramienta ideal entre pacientes, médicos y sistemas de salud, en medio de la pandemia por COVID-19.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacan el uso de telemedicina como un instrumento importante para llevar el control de pacientes y reducir el riesgo de propagación del coronavirus que evita la asistencia obligatoria a hospitales y consultorios.

El geriatra Emil Baccash, de Brooklyn, Nueva York, empleó la telemedicina cuando el COVID-19 se propagó por su ciudad. «Si hablas con los pacientes el tiempo suficiente, te dirán qué les pasa, por eso la telemedicina puede ser tan útil: obtenemos la mayor parte de la información que necesitamos al hablar y escuchar a los pacientes. Y, ellos están más relajados y se sienten menos presionados en sus propios hogares».

En menos de una década, los especialistas han enfrentado diversas emergencias sanitarias como el ébola, el zika, la influenza H1N1 y hoy el COVID-19. Este último virus ha contribuido a hacer visible la importancia de la telemedicina y cómo se deben adoptar tecnologías en los sistemas de salud pública para ayudar no sólo en emergencias globales, sino también como apoyo para cerrar la brecha en la atención médica y poder llegar a zonas más alejadas y vulnerables.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados