¿Los perros están estresados?

¿Los perros están estresados?

Ayuda a tu mascota a disminuir el estrés por los nuevos cambios. Entender cómo y por qué nuestros perros sufren de estrés y ansiedad nos ayudará a comprender la manera en la que podemos ayudarlos para que, ahora que regresemos a nuestros trabajos, la separación no resulte complicada. Ni para tu perro ni para ti.

Estrés y ansiedad

La ansiedad se produce por factores internos y el estrés por factores externos; es posible que la ansiedad se derive del estrés, mas nunca será al revés, dice la bióloga Rocío López, de la Clínica Veterinaria Meba.

Explica la también médico veterinaria zootecnista que por más de 80 días en los que llevamos encerrados y que las mascotas no pueden salir a hacer sus paseos habituales o que se dan cuenta de que algo pasa, pero no comprenden qué es lo que sucede, los perros pueden presentar estrés y ansiedad, esto porque detectan el miedo y ansiedad de sus amos; eso no lo comprenden las mascotas pero sienten que “algo malo pasa”, es decir, hay factores en su psique perruna que les hace saber que algo no está bien.

Los síntomas de estrés y ansiedad  más frecuentes son: caminan de un lado a otro sin rumbo, hipersalivan, tienen palpitaciones, tratan de esconderse, no se acomodan en una sola posición.

La experta señala que el estrés puede afectar a los perros en sus células y producir procesos oxidativos que provocan el envejecimiento celular prematuro. El estrés es el peor enemigo para una vida larga, advierte.

La alimentación sigue siendo la clave

Para que el cerebro del perro encargado de producir neurotransmisores a partir de los nutrientes que recibe del alimento es necesario agregar a la dieta algunos aminoácidos esenciales, que son aquellos que no produce el organismo y que requiere obtenerlos a través de la comida. También se sugiere incluir en la ingesta sustancias naturales que ayuden a la relajación física y mental.

Los nutracéuticos, como el colágeno hidrolizado, dan un aporte de aminoácidos entre los que está el triptófano, el cual resulta un precursor de la serotonina y de la melatonina, que aportan una mejor calidad de sueño.

La especialista López recomienda que comiences a complementar la alimentación de tu perro con una dosis de Gelipet con valeriana, es decir, una formulación especial de colágeno hidrolizado que contiene aminoácidos esenciales y extracto de valeriana. Esto ayudará a que el cambio no sea  complicado y preparará el organismo de tu compañero para que pueda estar tranquilo cuando llegue el momento de salir de casa sin él. No podremos evitarlo, pero sí disminuir los efectos.

Recuerda que siempre debes consultar con tu médico veterinario si detectas cualquier cambio físico o emocional en tu perro y que Gelipet no es un medicamento, sólo es un aliado para su alimentación y debe ser recomendado por el experto.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay