Las fake news afectan el estado de ánimo

México ocupa el segundo lugar en la epidemia de la desinformación, después de Turquía. Los especialistas de Voz Pro Salud Mental Ciudad de México advierten que las fake news manipulan el juicio de las personas y las hace reaccionar, desde sus emociones primitivas, a través del miedo o el pánico.

Además, la exposición a la información genera ansiedad y estrés. Estas emociones se manifiestan por medio del insomnio, depresión, miedo al futuro, tristeza y desesperanza.

Gabriela Cámara, presidenta honoraria de Voz Pro Salud Mental Ciudad de México, señala que “el miedo se considera una emoción primitiva, ya que preserva ante los peligros inminentes. Desde una perspectiva neurológica, nos obliga a dar respuestas inmediatas y no razonadas ante elementos que amenazan nuestra supervivencia. Esto puede derivar en caos o impulsar decisiones apresuradas y erróneas”.

Que el coronavirus del COVID-19 se haya “fabricado” en un laboratorio, que se haya propiciado porque comieron “sopa de murciélago”,  que se trate de “un arma química”, que sea un “asunto político” o bien que el bicarbonato con limón es “la cura”, son ejemplos, de que la información no verificada ciertamente aleja a las personas de las mejores soluciones y medidas de preservación ante la pandemia.

Además de enfrentar el COVID-19, México vive la propagación de noticias falsas que circulan en las redes sociales y algunos medios de comunicación, generando un impacto adverso para enfrentar la situación, afirmó Luis Ángel Hurtado, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

El experto coincide con Gabriela Cámara que las noticias falsas tienen efecto directo en el estado de ánimo y éste poco a poco evoluciona hasta generar pánico. “En algunas partes del mundo se han presentado situaciones que derivaron en cuadros de histeria colectiva; este fenómeno es preocupante”, dijo el maestro de la UNAM.

Las cinco redes sociales más utilizadas por los mexicanos son WhatsApp, YouTube, Twitter, Instagram y Facebook; esta última tiene más de 82 millones de usuarios, de los cuales 88% (70 millones) asegura haber recibido alguna vez mensajes erróneos, refirió el universitario.

Hoy la epidemia de desinformación alcanza cifras importantes en México y nos convierte en el segundo, después de Turquía, con mayor generación de noticias falsas, puntualizó Hurtado, uno de los autores del reciente estudio Radiografía sobre la difusión de fake news en México.

“Las cinco redes sociales más usadas por los mexicanos se encuentran en un nivel alto de circulación y propagación de información falsa”, reiteró.

 6 pasos para evitar la propagación de fake news

  1. No creer al 100%  lo que circula en las redes sociales.
  2. Darse unos minutos para corroborar antes de compartir.
  3. Guardar la calma.
  4. No dejarse llevar por los impulsos ni hacer comentarios deliberados si no tenemos la seguridad.
  5. Mantenernos informados a través de autoridades de salud, nacionales e internacionales.
  6. Seguir las normas de sanidad establecidas para evitar el contagio.

Fuente: Luis Ángel Hurtado, investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Por último, la organización civil Voz Pro Salud Mental Ciudad de México invita a la gente a cuestionar y a documentarse más, ante la lluvia de información que a diario recibe en las redes sociales, con el fin de que tome decisiones con base razonamientos apropiados, y evite impulsos motivados por el miedo.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Artículos Relacionados