La ciencia en productos de limpieza

No combines productos químicos. Evita reacciones adversas. En la fase 3 donde los contagios pueden ser más constantes por la facilidad de contagio de COVID-19, las medidas de higiene deben extremarse. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el uso de cloro para la desinfección en superficies y objetos de uso común mantener la limpieza e higiene es la clave.

La combinación de este producto con otras sustancias puede provocar reacciones químicas nocivas para la salud, advierten los expertos.

Sin embargo, aún se cree combinar cloro con otras sustancias puede maximizar su efectividad, pero en la realidad, esto puede ser sumamente contraproducente. Amada Alcalá, dice la especialista en desinfección del Instituto CLORALEX®.

 “El cloro es efectivo por sí sólo y no es necesario combinarlo con limpiadores o detergentes para que huela o funcione mejor; al contrario de lo que se cree, puede alterar su efectividad o llegar a generar reacciones químicas que lleguen a causar gases tóxicos y con ello, graves afectaciones a la salud”.

Así, cada superficie perfectamente desinfectada representa un reto de limpieza ante el próximo regreso a oficinas, escuelas y espacios públicos. Por eso, los investigadores de Grupo AlEn apuestan por la investigación e innovación al integrar toallitas y spray desinfectantes.

 “Ante esta nueva normalidad, el consumidor siente preocupación por salir de casa y regresar a sus actividades cotidianas; teme por sus hijos, pues eventualmente regresarán a la escuela y tanto ellos como nosotros estaremos expuestos”, dice Jorge Quirós, director de mercadotecnia de Grupo AlEn.

Cada producto está creado para fortalecer la limpieza y protección en cada en superficie como el porcelanato, melamina, plástico y metales y eliminar bacterias y hongos de manera fácil y rápida.

Por ejemplo, el spray desinfectante,  elimina virus y bacterias como: Escherichia coli, Staphyloccocus aureus, Pseudomonas aeruginosa y Salmonella choleraesuis. Hongos como: Aspergillus niger y Candida albicans y, virus como: Influenza A (H1N1), Influenza Aviar (H3N2), Influenza Aviar A (H7N9), Coronavirus humano, Rotavirus humano, Virus Respiratorio Sincitial y Rinovirus tipo 37) de manera fácil y rápida.

Efectivo el cloro

Desinfecta pisos, baños y cocina. De preferencia, siempre utiliza guantes al momento de aplicarlo.

Ventila el área que limpiaste.

 Evita el amoniaco. Su uso con cloro puede generar un gas llamado cloramina; una mezcla que puede provocar quemaduras en la mucosa del sistema respiratorio y afectación al hígado.

Recuerda que el alcohol es inflamable. Al combinarlo con cloro se genera cloroformo, que libera calor. Este compuesto provoca irritación en la piel, ojos e hígado.

Nunca utilices alcohol para limpiar pisos y superficies, pues es una sustancia altamente inflamable.

Sin vinagre. Si combinas estos dos ingredientes, se libera cloro gaseoso, el cual puede causar tos, problemas para respirar, quemaduras, enrojecimiento en los ojos y afectación en las mucosas de la nariz, boca y pulmón.

Fuente: Instituto Cloralex

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Artículos Relacionados