Inglaterra, España e Italia ultiman regreso del futbol

Tras la Bundesliga, el futbol está a punto de anunciar su regreso en España, Italia e Inglaterra. Pero la cuestión del precio a pagar en forma de lesiones debido al ritmo alto de partidos para poder terminar la temporada levanta muchos interrogantes.

Tras tres meses de interrupción, las poderosas Premier League, Liga y Serie A solo tienen un puñado de días de entrenamientos con contacto para ponerse a tono antes de un periodo explosivo, con alrededor de una decena partidos en poco más de seis semanas.

«A estas alturas esperábamos ya más lesiones», señaló el martes Paul Catterson, doctor del Newcastle.

«Los jugadores han corrido en la cinta y han hecho ejercicio en el interior durante ocho semanas, por lo que esta transición es una solicitud diferente para el organismo», añadió.

Un ‘shock’ cuyo impacto será mayor porque las condiciones de entrenamiento han estado marcadas por las medidas de lucha contra la pandemia de coronavirus.

«Los jugadores han pedido baños helados tras los entrenamientos (para la recuperación) y por el momento no los han podido tener», dijo Catterson.

El delantero francés del Chelsea, Olivier Giroud, lamentó tener «solo 15 minutos de cuidados al final del entrenamiento».

«Si pudiera tener más cuidados y tratamientos para sanar mi cuerpo, sería mejor», añadió el goleador.

Las quejas son compartidas por los futbolistas de las otras ligas que están a punto de recomenzar.

«Lo que nos preocupa más es lo que pueda ocurrir a nivel físico, las lesiones. Este riesgo aumenta, no solamente debido al tiempo que hemos pasado sin jugar, también debido a este periodo extraño que hemos atravesado», señaló a finales de mayo el central colombiano del Espanyol Bernardo Espinosa.

– Regreso: Calor y partidos de noche –

Los primeros lesionados ya han llegado. Por ejemplo en el Atlético hay tres jugadores de baja, entre ellos su estrella portuguesa Joao Felix, fichado del Benfica por una suma récord de 126 millones de euros, tocado en la rodilla izquierda.

Como en España, en Italia también se teme el efecto del fuerte calor estival en los organismos de los futbolistas.

La Serie A se completará entre el 20 de junio y el 2 de agosto, momento del año en el que se registran las temperaturas más altas, por lo que la mayor parte de los partidos se disputarán al caer la noche. 

Solo un puñado de ellos se ha programado a las 17h30 locales (15h30 GMT), casi todos en el norte del país, donde el verano es más suave.

Por el momento, en Italia se han registrado al menos 12 lesiones musculares o articulares durante el actual periodo de entrenamiento.

Tras la leyenda sueca Zlatan Ibrahimovic (Milan), lesionado en un gemelo hace diez días y de baja hasta mediados de junio, en las últimas horas han caído Gonzalo Higuaín (Juventus), Sergej Milinkovic-Savic (Lazio) y Papu Gomez (Atalanta), otros tres futbolistas importantes del campeonato.

Una situación que lleva a algunos, como Pierpaolo Marino, director deportivo del Udinese, a calificar esta reanudación a marchas forzadas de «ruleta rusa».

Sin embargo, el único campeonato que ha regresado, la Bundesliga, tiene un balance normal.

– Francia observa expectante –

«El número de lesionados, principalmente musculares, no ha aumentado desde la reanudación», afirmó el jueves, tras cuatro jornadas completas, la revista Kicker, la referencia del futbol alemán.

La posibilidad de hacer cinco cambios por partido en lugar de los tres habituales, medida excepcional para este final de temporada aceptada por la FIFA, parece haber servido para evitar mayor número de lesionados.

En la última fecha 13 de los 18 equipos de la Bundesliga utilizaron los cinco cambios.

«Es una excelente decisión, si hubiera seis, también estaría de acuerdo», señaló el entrenador del Augsburgo Heiko Herrlich.

Más tarde se abrirán nuevas interrogaciones, cuando la actual temporada enganche prácticamente con el inicio de la siguiente, sin prácticamente el habitual parón estival.

En Francia, donde la Ligue 1 decidió anular el final de temporada, miran expectantes lo que ocurre a su alrededor.

«Hay que esperar un poco para ver si fue la buena decisión o no. Físicamente en otoño para los jugadores que regresan tan rápido, habiendo jugado partidos de manera muy frecuente, no estoy seguro de que fuera la mejor solución», declaró el sábado en la radio el nuevo presidente del Rennes Nicolas Holveck.

Artículos Relacionados