Gobiernos, en el punto de mira por gestión de pandemia

Varios gobiernos deberán dar explicaciones ante la justicia por su gestión de la pandemia del nuevo coronavirus que sigue provocando una impresionante debacle financiera y avanza sin descanso en América Latina, donde ya hay más de 74.000 fallecidos.

De México a Argentina el número de infectados llega a 1.5 millones. Brasil, con 210 millones de habitantes, superó el jueves los 40.000 decesos y los 800,000 casos positivos, según las cifras oficiales.

En todo el mundo, el nuevo coronavirus ha dejado más de 421,000 muertos desde que apareció en diciembre en China y más de 7.5 millones de contagios confirmados, según el balance de AFP del viernes. Las cifras reales podrían ser muy superiores, vaticinan los expertos.

El impacto humano, financiero o social de la pandemia es aún difícil de calcular y sus repercusiones tienen mil caras.

En Libia, la guerra y la división impiden luchar correctamente contra la pandemia. En las cárceles mexicanas de Jalisco (oeste), los abrazos se ven reemplazados por videollamadas de cinco minutos. 

En Kuwait, la pandemia privó a muchas mujeres de los salones de belleza, el único lugar al que podían ir solas y juntarse con amigas. En Cuba, totalmente dependiente del turismo, el gobierno traza un plan para recibir visitantes extranjeros y controlar al mismo tiempo que no tengan apenas contacto con los habitantes de la isla.

– Los gobiernos, acusados –

Este viernes, las aerolíneas British Airways, EasyJet y Ryanair anunciaron una acción en justicia contra el gobierno británico para que renuncie a la cuarentena obligatoria de dos semanas que deben respetar todos los viajeros que lleguen al país por considerar que «va a tener un efecto devastador en el turismo británico y en la economía».

En Italia, donde el coronavirus ha dejado 34,000 muertos, el primer ministro Guiseppe Conte va a prestar declaración ante la fiscalía en Bérgamo, ciudad del norte del país, que fue el epicentro de la pandemia en el país.

El jefe de gobierno deberá explicar por qué se tardó en instaurar una zona roja en la región, un retraso que favoreció la rápida expansión del virus y el colapso de los hospitales.

En España, la derecha y la extrema derecha han anunciado denuncias contra el gobierno por su gestión de la crisis: por haber suministrado material de protección defectuoso a personal sanitario, por la cifra de fallecidos notificada o por el alto número de ancianos muertos en residencias. 

Un primer caso contra el delegado del gobierno en Madrid por haber permitido la multitudinaria marcha feminista del 8 de marzo pese al riesgo de contagio, fue archivado este viernes por un tribunal de la capital española al no encontrar indicios de delito.

En Francia, también se han presentado unas 60 denuncias contra el gobierno para denunciar la gestión de la crisis.

– Turismo como antídoto –

A las malas noticias sanitarias, siguen las financieras. Este viernes, el Reino Unido dijo que el confinamiento para frenar al nuevo coronavirus le costó una quinta parte de su PIB en abril, cuando retrocedió un 20,4%, una cifra récord.

En abril, primer mes completo de confinamiento, la actividad económica se paralizó totalmente en el país, el segundo más castigado del mundo por la pandemia, con más de 41,000 muertos.

Para reactivar las economías los gobiernos cuentan en gran medida con el turismo. A partir del 15 de junio, tres cuartas partes de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) levantarán las restricciones de circulación en el interior del bloque. Países como España, Italia, Francia y Grecia han lanzado campañas para reactivar el turismo nacional, que será el más numeroso, y en la medida de lo posible el de los países vecinos.

En América Latina, el desastre financiero provocado por la pandemia «puede llevar a un retroceso de 13 años», según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que teme que la región emerja de la crisis «más endeudada, más pobre y más hambrienta».

México, segundo país más afectado, con más de 15,000 muertos y 130,000 casos, espera haber alcanzado el pico de la curva. Perú, tercero de la región en número de decesos, que ya llegan a 6.000, reportó el jueves una cifra récord de 200 muertos en 24 horas.

En Chile la curva sigue en ascenso, al igual que en Panamá, que batió su récord de infecciones diarias para acumular 17,884 y 413 muertes.

En Estados Unidos, donde hubo más de 113,000 fallecidos y más de dos millones de contagios registrados, la reaparición de nuevos casos en varias regiones hace temer una segunda ola que eclipsaría la tímida reactivación económica registrada.

«No podemos paralizar de nuevo la economía», avisó el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, a la televisión CNBC.

En el mundo del deporte, la victoria del Sevilla 2-0 sobre el Betis el jueves significó el retorno de una liga española marcada por la ausencia de público y las nuevas normas sanitarias que muestran que el fútbol también estará impregnado de «nueva normalidad».

Artículos Relacionados