Cómo volver a la normalidad con la pareja

Cómo volver a la normalidad con la pareja

El aislamiento social y el próximo regreso a la normalidad es una oportunidad para redoblar afectos, valorarlos, disfrutarlos y también aligerar tensiones con la pareja.

La pandemia de coronavirus que sacudió al mundo entero ha traído un sinfín de cambios en las rutinas de las personas y las relaciones de parejas, no han sido la excepción. Éstas han sufrido estragos por el aislamiento social recomendado para evitar la propagación del virus. Por un lado, los novios y los esposos que viven juntos compartieron más tiempo del habitual; por otro lado, están las parejas que permanecieron separadas durante estos meses y que esperan la oportunidad de reencuentro presencial.

La necesidad de adaptarse a esta “nueva normalidad”, exigirá mayor creatividad, paciencia y flexibilidad de las 31.9 millones de parejas casadas que existen en México y del 43.5% de jóvenes que manifiestan estar en una relación de noviazgo, de acuerdo con la Secretaría General del Consejo Nacional de Población.

Este nuevo proceso social llevará a las personas a reinventarse para mantener encendida la chispa del amor, para ello, resulta de utilidad encontrar actividades nuevas para realizar juntos, ya sea en la misma casa o a distancia, que les permita disfrutar de sus intereses, tener proyectos en común y liberarse del estrés que el quedarse en casa pudiera ocasionar.

Los expertos de la plataforma edtech Aprende Institute recomiendan estos métodos para que lo que siga del confinamiento, las personas fortalezcan su relación:

Trabajar en sus emociones

Paola Rubio, especialista en psicología positiva, recomienda expresar abiertamente los sentimientos y dialogar con la pareja tanto para resolver conflictos, platicar sobre disgustos y agradecer aspectos positivos. La comunicación asertiva es clave, tanto para identificar qué es lo que están sintiendo: enojo, apatía, tristeza, ansiedad, y poder saber qué necesitan de la otra persona, como tener su propio espacio, más tiempo de conversación sin distractores o momentos de intimidad.

Tomar un curso juntos

Aprender algo nuevo en pareja será emocionante y permitirá desarrollarse emocionalmente. Encuentren un interés en común y busquen un curso o diplomado en el que puedan obtener nuevos conocimientos y certificar sus habilidades, mientras se apoyan mutuamente. Al hacerlo juntos, pueden programar sesiones de repaso, apoyarse en proyectos, intercambiar ideas, resolver problemas técnicos y evitar que el otro se distraiga.

Explorar nuevas actividades en común

Atrévanse a intentar nuevos proyectos juntos. Por ejemplo, si les gusta cocinar, el chef Alejandro García de Aprende Institute recomienda aprender nuevas recetas y técnicas culinarias, como preparar aderezos para ensaladas, preparar platillos de estilos internacionales de gastronomía o crear su recetario en pareja. Otras actividades interesantes son pintar o dibujar, leer el libro favorito del otro, o escribir una canción que describa su relación.

Tengan su propio espacio

Una relación de pareja no significa estar todo el tiempo juntos. Es sano tener momentos personales, disfrutar de actividades que disfrutan a solas: hablar con amigos y familiares, También será sano designar espacios físicos en donde pasar un tiempo individualmente, podría darles un respiro para disfrutar más los instantes juntos.

Usar la tecnología a su favor

Si están separados, hacer de la tecnología y las plataformas digitales sus aliadas, es la mejor idea. Aparte de llamadas telefónicas y videoconferencias, disfruten de su serie favorita, jueguen a retarse mutuamente a través de apps como Desiré, o tengan una cena romántica al mandarse mutuamente su comida favorita a través de algún servicio de comida a domicilio.

Los especialistas de Aprende Institute han desarrollado distintas plataformas educativas, concluyeron que esta etapa es la oportunidad de experimentar nuevas actividades en común, ser creativos en cómo consentirse y mejorar su comunicación con el objetivo de mejorar y fortalecer la relación en pareja.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay