Cáncer de ovario: 6 puntos clave para detectarlo a tiempo

Existe más riesgo si no has tenido hijos. El cáncer de ovario es una de las enfermedades más agresivas que afectan al sistema reproductor femenino y, debido a que no presenta síntomas en su etapa inicial, suele diagnosticarse cuando ya está en un estadio avanzado.

Durante el último siglo, la incorporación de la mujer de manera muy activa a la vida productiva ha hecho más visible la necesidad que las mexicanas tengan acceso, derechos y cuidados para su salud. En este escenario, una de las enfermedades a las que se enfrenta es el cáncer de ovario, el cual ocupa el tercer lugar en cánceres ginecológicos en el país, representando el 4.5% de las neoplasias ginecológicas, siendo más letal que el cáncer de mamá o cérvico uterino.

El tumor de ovario es mortal debido al sigilo del padecimiento y su difícil detección, a veces tardía, ya que sólo en un estado avanzado se pueden sentir los síntomas, que frecuentemente suelen ser confundidos con gastritis o colitis.  Tan sólo el 70% de las mujeres con este tipo de neoplasia son diagnosticadas cuando se ha extendido fuera de la pelvis, reduciendo sus posibilidades de curación.

Entre el 30 y el 50% de los tumores se pueden evitar y para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas científicas. Es necesario que las mujeres sepamos que el cáncer de ovario es un tumor maligno que nace en cualquiera de las partes del ovario. Existen dos tipos de cáncer de ovario: carcinoma epitelial, y tumores de células germinales.

Factores de riesgo

  1. Haber estado en tratamientos de fertilidad y los fármacos empleados para la estimulación ovárica en tratamientos de más de un año de duración.
  2.  La menopausia.
  3.  Sobrepeso u obesidad.
  4. Nunca haber tenido un embarazo.
  5.  Antecedentes familiares de cáncer de ovario.
  6. Las mujeres con familia en primera línea con cáncer de mama u ovario pueden ser portadoras de una mutación en los genes BRCA 1/2, los cuales aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de ovario. En estos casos se debe iniciar el estudio de tamizaje desde los 35 años.

Alerta

  1. Distención o dolor abdominal o del bajo vientre.
  2. Molestias al orinar, aumento de la frecuencia y urgencia.
  3.  Estreñimiento y colitis.
  4.  Sangrado vaginal anormal.

Tumor de ovario epitelial

La mujer con cáncer de ovario epitelial tiene el derecho de conocer todo sobre su enfermedad, y desde el diagnóstico saber si es portadora de la mutación BRCA 1/2. La búsqueda de este gen también determina parte del pronóstico, define si se pueden ofrecer terapias génicas y ayuda a conocer el riesgo que tienen otras mujeres de su familia.  

De igual forma, si es portadora de la mutación BRCA 1/2 puede considerar someterse a una cirugía preventiva, que implica el retiro de los ovarios y las trompas de Falopio.

Las personas con cáncer de ovario requieren de apoyo e información, sin importar la etapa en la que se encuentre la enfermedad. Por lo cual es necesario de una buena comunicación con el equipo de profesionales que atienden el padecimiento para que las pacientes comprendan las nuevas necesidades frente a su diagnóstico. En las que destacan la utilización de programas de salud, servicios de asesoría en nutrición, financiera y de apoyo emocional.

Actualmente, organizaciones sin fines de lucro dan asesorías gratuitas para enfrentar el problema que conlleva tener a un paciente con Ca Ova, ASBIS Asociación de la Salud y Bienestar Social de la Mujer y su Familia, es una asociación que brinda la asesoría a pacientes.

Y, recuerda, el cáncer de ovario es un enemigo silencioso, pero si lo detectas a tiempo, hay más vida.

Datos:

3º lugar en tumores ginecológicos.

El cáncer de ovario tiene 60% de mortalidad.

1 de 78 mujeres puede desarrollar el cáncer de ovario durante el transcurso de su vida.

Fuente: Cancer.org Estadísticas sobre cáncer de ovario.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados