5 consejos para el regreso a los lugares de trabajo

A pesar de que los efectos de la pandemia de COVID-19 continúan en diversos grados en todo el mundo, es importante planificar un retorno a los lugares de trabajo, aunque sea una normalidad diferente.

Algunos gobiernos del mundo están comenzando a abrir un poco las reglas sobre las órdenes de quedarse en casa, otros aún mantienen la cuarentena, aunque los pensamientos se centran en la mejor manera de abordar el regreso a los lugares de trabajo de forma segura.

Eduardo Gutiérrez, presidente y director general de IBM México, elaboró una guía para ayudar a las empresas y gobiernos en esa transición para el regreso al lugar de trabajo de forma segura, para ayudar en la planificación de esta nueva etapa.

Reglamentación: Evaluar las directrices de los organismos internacionales y locales con unas preguntas.

¿Qué orientación o criterios ha proporcionado el gobierno municipal y federal?

¿Qué indican las cifras y de salud? Por ejemplo, ¿ha habido una desaceleración sostenida y significativa en los casos nuevos medidos por la tasa casos confirmados que se duplican en 15 días, o con mayor o menor frecuencia?

¿Qué están haciendo otras compañías, especialmente aquellas con quienes podemos estar haciendo negocios? ¿Qué tan disponibles están los servicios de transporte público, escuelas, guarderías y otros servicios para los trabajadores?

Autoevaluación: Evaluar el estado de nuestras oficinas de trabajo.

¿Contamos con un lugar de trabajo preparado y seguro? y ¿se han aplicado las directrices de las autoridades de salud pública y sus propias políticas y normas?

Muchas jurisdicciones aún requieren que todos los empleados y visitantes usen máscaras. ¿Debemos proporcionar los cubrebocas? Si es así, ¿tenemos suficientes? ¿Qué pasa con las máscaras para los visitantes? ¿Cómo crearemos una experiencia para visitantes y empleados que sea segura pero no molesta?

Reestructurar el mobiliario.

Disposición de los recursos, servicio de limpieza, mayor ventilación del aire y entrega modificada de paquetería entre otros, para cumplir con los requerimientos de distanciamiento social y salvaguardar a empleados, clientes y visitantes.

 Escuchar a los empleados

Canales de comunicación abiertos con los empleados sobre las acciones y riesgos. ¿Cuál es la opinión predominante de su fuerza laboral sobre el regreso a los lugares de trabajo? ¿Están preocupados por los riegos de regresar?

En fases o escalonado

El retorno de los empleados debe hacerse en fases predefinidas, utilizando prácticas y políticas basadas en datos y en evidencia. Por ejemplo, en IBM se establecieron tres posibles fases, que permitirán un regreso escalonado y gradual.

Considerar cuidadosamente los criterios para que la ola inicial de empleados regrese, determinando si experimentarán beneficios sustanciales de productividad o innovación al estar en el sitio, incluso mientras usan máscaras y distanciamiento social. Y, permitir que los empleados en grupos en riesgo, o aquellos que requieren flexibilidad, continúen trabajando desde casa.

Organización: nuevas formas de trabajar y colaborar

Limitar la frecuencia de las reuniones en persona, incluidos los nuevos requisitos para la cantidad de participantes en el sitio.

Continuar brindando el apoyo, desde el punto de vista tecnológico y cultural, a la mayoría de los empleados, que continuarán trabajando desde casa.

Hay muchas cosas que aún no sabemos sobre cómo se verá y se sentirá el futuro ambiente de trabajo tras la pandemia, pero hay una cosa que sabemos con seguridad: tendremos un regreso seguro para las personas.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados