10 consejos para visitar a un familiar vulnerable a COVID-19

Si has estado correctamente aislado, sin síntomas, y deseando ver a un familiar o amigo, puedes considerar los siguientes factores recomendados por los expertos. ¿Cómo podemos entonces visitar de manera segura a un familiar o amigo que sea más vulnerable, ya sea por edad o por tener alguna enfermedad crónica?

En algunos lugares se comienzan a relajar las medidas preventivas contra el COVID-19, pero las autoridades de salud pública nos advierten que el coronavirus seguirá entre nosotros por algún tiempo. Por ello, es muy importante mantener las precauciones para quienes tengan un mayor riesgo de desarrollar un caso más grave de COVID-19 en caso de contagiarse.

¿Cómo podemos entonces visitar de manera segura a un familiar o amigo que sea más vulnerable, ya sea por edad o por tener alguna enfermedad crónica?

¿Es tu ser querido una persona de alto riesgo?

Todos somos vulnerables a contagiarnos de COVID-19, pero algunas personas tienen más probabilidades de terminar en el hospital, o incluso en la Unidad de Cuidados Intensivos, al momento de enfermar de coronavirus.

Hay muchos matices al momento de evaluar si se está o no en alto riesgo de desarrollar una enfermedad grave de COVID-19: las personas mayores de 65 años o más. Si tiene sobrepeso y diabetes, tiene un riesgo mucho mayor y debe ser más cauteloso en comparación con una persona sana de 65 años o más.

Si la persona tiene 40 años pero su sistema inmune está comprometido y tiene obesidad, entonces su estado de salud pone a dicha persona posiblemente en un mayor riesgo incluso que una persona mayor saludable, explican los expertos del Hospital Houston Methodist. Además, que tengan una o más de los siguientes padecimientos.

Enfermedad pulmonar

Asma moderada a severa

Enfermedad cardíaca avanzada

Diabetes

Obesidad

Enfermedad renal crónica

Enfermedad del hígado

Hipertensión

Inmunosupresión derivada de enfermedades como cáncer, VIH o padecimientos autoinmunes como: artritis reumatoide, lupus sistémico eritematoso, psoriasis, esclerosis múltiple, enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn, etc.

Planifica tu visita con cuidado

  1. En caso de que tengas un trabajo esencial, por ejemplo, en un hospital en donde hay que interactuar con personas enfermas; o si laboras en un lugar donde el distanciamiento social es un desafío, como en un supermercado, tu probabilidad de exposición es mayor. Por ello, antes de visitar a una persona vulnerable, pregúntate primero si tu  trabajo te pone en mayor riesgo de exposición al coronavirus. Si la respuesta es «sí», es posible que una videollamada sea la mejor opción para seguir en contacto con tu ser querido vulnerable.
  2. Si decides visitar a una persona de mayor riesgo, utiliza siempre una mascarilla, considera sentarte afuera, verle a través de una ventana o donde te sea fácil mantenerte a 2 metros de distancia. Inclusive una reunión al aire libre con poca gente y mucha distancia de por medio es una excelente manera de interactuar con el familiar.
  3. Si tu visita no puede ser al aire libre, será mejor que el grupo pequeño se reúna en casa de la persona con alto riesgo.
  4. Que las personas que vayan a reunirse estén practicando el distanciamiento social los últimos meses.
  5. Evitar invitar personas cuyos trabajos puedan ser de mayor riesgo de exposición al COVID-19.
  6. Mantener el distanciamiento social. Contempla un grupo de no más de 10 personas. Hacerlo en un espacio en donde todos se puedan mantener a 2 metros de distancia de los demás y de preferencia al aire libre.
  7. No compartas comida o bebidas. De hecho, si organizas un día de campo lleva tu propia comida, bebida, taza, plato, etc. Los objetos que lleves no deben quedarse en casa de tu ser querido.
  8. Evita tocar superficies comunes. Mientras menos toques superficies durante tu visita será mejor, pues el coronavirus también puede sobrevivir en esos lugares.
  9.  Asegúrate de practicar un adecuado lavado de manos y desinfectar las cosas que toques, como perillas de puertas, estantes en la cocina, inodoros y grifos.
  10.  Lleva contigo toallitas con desinfectante o gel antibacterial.

Finalmente, no hay nada como ver a un ser querido en persona. Pero, recuerda, ya hay muchas aplicaciones digitales que te ayudarán a mantener esa importante conexión con tu familia y amigos, que sean vulnerables a desarrollar un caso grave de COVID-19.

DATO

Se estima que el 25% de las personas infectadas con el coronavirus no muestran síntomas y se sienten bien, pero, aun así, pueden contagiar a otros. A medida que estas personas infectadas, sin síntomas, se expongan a otras sin saber que tienen el virus, aumentará la propagación del COVID-19.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos. Pixabay

Artículos Relacionados