El poder del kiwi contra el resfriado y la gripe

Una taza de kiwi representa más del 80% de la ingesta diaria de vitamina C.

El estudio realizado en el Instituto de Comida y Nutrición de Salud Humana de la Universidad de Massey de Nueva Zelanda descubrió que las personas (de 65 o más años) que consumieron alrededor de cuatro kiwis al día disminuyeron la severidad de algunos los síntomas del catarro común: duración de la congestión de la cabeza, el dolor de garganta, el escurrimiento nasal entre otros.

Fácilmente reconocible por su vellosidad amarronada, verde pulpa y pequeñas semillas negras, el kiwi es una fruta que no debe faltar en tu dieta. Pero este exótico fruto tiene algo más que su delicioso sabor para ofrecerte, ya que en los últimos años diferentes investigaciones lo vincularon con muchas bondades para la salud. Te contamos cuáles.

Es una fruta originaria de China que se obtiene de la enredadera Actinidina. El nombre por el que lo conocemos, es por su parecido con una ave el Apteryx, popularmente conocida como Kiwi.

Poder contra los resfriados

El kiwi tiene un sabor ácido, similar al de las fresas. Distintas investigaciones encontraron que sería más rico en potasio que los plátanos, tiene casi dos veces más cantidad de vitamina C que cualquier cítrico.

También tiene vitamina E y zeaxantina, dado que los marcadores inmunológicos y antiinflamatorios de sangre están relacionados a los síntomas de la gripe.

Los nutrientes del kiwi sospechosos de tener efecto sobre la disminución de los síntomas del catarro están relacionados a la reducción del daño celular del estrés oxidativo y los procesos bioquímicos relacionados a la enfermedad.

Fortalece el sistema inmune

Cuando las defensas están bajas se puedes ser más susceptible a ser atacado por alguna enfermedad, como un resfriado. El consumo regular de kiwi podría ayudarte a potenciar el sistema inmune gracias a que contiene ácido fólico y vitamina C, nutrientes claves para la producción de glóbulos rojos y blancos, así como de anticuerpos que defienden al organismo de los microbios e infecciones.

Amigo de tus ojos

El kiwi es rico en luteína, un pigmento antioxidante natural en la retina y que actúa como un filtro para evitar los daños que los rayos del sol pueden ocasionar a nuestra vista. Algunos investigadores informaron que consumir una dieta con luteína podría reducir el riesgo de desarrollar cataratas.

Fuentes: Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Universidad de Massey de Nueva Zelanda.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay

Artículos Relacionados