Silvia Giorguli rompe el «techo de cristal»

Silvia Giorguli es la primera mujer en 75 años en dirigir una de las instituciones educativas públicas más prestigiadas del país: El Colegio de México. Conoce su historia de éxito, razón por la que es considerada una Mujer con Contenido.  

Silvia Giorguli. Foto Naomi Kaizawa. Editorial Contenido.

La demógrafa Silvia Giorguli Saucedo reflexiona en entrevista: “Yo esperaría que en el futuro ya no sea necesario preguntar ‘¿qué se siente ser la primera?’. La presencia de las mujeres en los espacios públicos debería ser algo normal en la vida de nuestro país”.

Examina los avances femeninos, la presencia creciente de las mujeres en el gabinete, en el ámbito intelectual y los reconocimientos a sus aportaciones en la ciencia; pero considera que todavía hay rezagos.

Ejemplos de vida

Nieta de un abuelo juarista-cardenista y de otro más conservador, estas visiones contrastantes le ayudaron a entender lo diferente que puede ser el mexicano en su forma de pensamiento y que muchas cosas que acontecían estaban ligadas a la historia. 

Su madre constituyó un gran ejemplo familiar: en la década de los setenta –una época en que pocas mujeres trabajaban– empezó a dar clases de inglés. Decisión muy criticada: “tus hijos van a tener muchos problemas porque te vas a trabajar y los dejas ahí en la casa” .

Casi dos décadas después de este tipo de batallas libradas por su madre, Silvia se graduó como socióloga en la UNAM, con la esperanza de entender a la sociedad y su entorno y también con la expectativa de cambiar algo de su realidad.

Hizo una maestría en Demografía en El Colegio de México (Colmex) con la intención de que los datos duros le ayudaran a acercarse objetivamente a la realidad.

Barreras invisibles

Giorguli pensó que siempre estaría dedicada a la investigación pero los espacios se le fueron abriendo hacia la gestión académica, hasta que finalmente se postuló para convertirse en directora de una institución que durante 75 años sólo había tenido presidentes.

Cuando entró al proceso de buscar la presidencia, escuchó comentarios “naturales” tanto de hombres como de sus congéneres acerca de su condición de mujer. Desde advertencias (“ay, es que sonríes mucho y eso te hace más débil, yo creo que no vas a ser buena en gestión”), hasta recomendaciones (“si no eres dura, autoritaria y estricta no vas a poder hacerla en ese mundo, porque eso es lo que se necesita para estar en la gestión”).

La demógrafa hizo caso omiso y se fijó en cuestiones más significativas como las barreras invisibles que habían limitado la participación femenina en los cargos de gestión, a pesar de que la mitad del profesorado eran mujeres.

Ya como presidenta empezó a darse cuenta, cuando iba a reuniones donde ella era la única mujer, de aquello que se conoce como el “techo de cristal”. Por ello resalta que en términos de trabajo femenino aún falta mucho por avanzar en México.

“Hay factores estructurales que podrían facilitar esa inserción, factores que no vemos y que habría que visibilizar, que sí tienen que ver con el estigma, con la idea de que las mujeres no van a poder con cargos directivos, que no tienen el carácter para tomar las decisiones… que hay que ir modificando porque yo creo que lo que hemos visto a lo largo de las últimas décadas es que sí se puede, ¿no? «

Silvia Giorguli, presidenta de El Colmex.

Escucha de viva voz la historia de Silvia Giorguli, una Mujer con Contenido.

Si quires conocer más historias de mexicanas que están rompiendo esquemas no te pierdas el reportaje multimedia Contenido 3.0: Mujeres con Contendio.

Entrevista por: Alberto Círigo/ Foto: Naomi Kaizawa/ Videoastas: Iván Hernández y Edurardo Campos.

Artículos Relacionados