Ejercitar cuerpo y mente: clave para la salud

Al igual que el cuerpo, el cerebro funciona mejor si se utiliza regularmente. Las parejas que juegan tenis, asisten al gimnasio de tres a cuatro veces por semana, levantan pesas, bailan, caminan, montan en bicicleta, que están físicamente activas puede mejorar la salud y retrasar los efectos del envejecimiento, según los expertos del Memorial Health Care System.

Para mantener el cerebro activo, también es importante leer, hacer crucigramas, y relacionarse con otras personas. No se trata de llegar a los 100 años sino de ser funcional e independiente, dicen los especialistas.

Por otra parte, John E. Lewis, profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami, coincide con que el ejercicio es la mejor medicina. No sólo ayuda a mantener la densidad ósea, la masa de los músculos, así como la función de ligamentos y tendones sino también controla la presión sanguínea, el azúcar en la sangre y el colesterol, mejora el sistema inmunológico, la función cerebral y la salud del corazón.

Para mejores resultados, Lewis recomienda a sus pacientes practicar ejercicio cardiovascular de cuatro a cinco veces por semana. Esta actividad aumenta los latidos del corazón. Cualquier actividad que haga debe disfrutarla ya sea caminar, nadar, correr, montar una bicicleta estacionaria o utilizar una trotadora.

También sugiere que entrene con pesas de dos a tres días a la semana. Las pesas ayudan a desarrollar hueso y mejoran el balance, lo que ayuda a no caer y arriesgarse a una posible fractura de un brazo o la cadera.

Como el ejercicio cardiovascular y el levantamiento de pesas, el entrenamiento para flexibilidad también forma parte importante de un estilo de vida activo para adultos mayores. La mayoría de las personas que trabajan en oficinas se han pasado la mitad de su vida adulta sentados en una silla. De ahí que muchas personas mayores experimentan problemas en las articulaciones y dolores en la espalda baja que pueden aliviarse con ejercicio.

Según envejecemos, las células cerebrales mueren y las conexiones entre diferentes partes del cerebro pueden debilitarse a menos que sean renovadas una y otra vez. Aunque no existe ninguna actividad particular que los médicos recomienden para mejorar la función cerebral, sugieren que intente hacer actividades nuevas.

“Al cerebro le gustan los retos”, dice el neurólogo Mike Tsai. Aprenda a tocar un instrumento musical o un idioma; haga crucigramas o Sudoku, o trate de resolver problemas matemáticos, recomienda.

Además de ejercitar el cuerpo y el cerebro, es importante que los adultos mayores se mantengan conectados con otras personas. “Somos animales sociales que se benefician de la interacción”, dice Tsai. Eso significa no sólo tener amigos en Facebook sino también en persona.

Reúnase con otros amigos para almorzar o discutir un libro y así ayudar a mantener la ventaja cognitiva y prevenir la depresión y la pérdida de memoria.

Pero no importa qué cambios haga, es mejor hacerlos poco a poco. “Los pequeños cambios en un período largo de tiempo son los que se mantienen”, finaliza Tsai.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos: Pixabay

Artículos Relacionados