Ali Guarneros, una mamá que alcanzó las estrellas

Este marzo 2020 Contenido celebra el Día Internacional de la Mujer con el especial Mujeres con Contenido, reportaje multimedia en el que damos cuenta de 20 mexicanas que están rompiendo esquemas. Ali Guarneros, ingeniera aeroespacial en la NASA, nos comparte su historia de lucha y esfuerzo.

Su pasión por estos cuerpos celestes comenzó cuando era muy pequeña. A pesar de que su madre apenas terminó el sexto de primaria, acercó a Ali, lectora voraz, enciclopedias las cuales estaban allí a su entera disposición.

Nada en su vida fue terso o sencillo. Cuando la joven Ali expresaba a su familia su propósito de convertirse en ingeniera aeroespacial ellos no daban crédito a esta ilusión, en parte porque no se impartía en México y tampoco había muchas mujeres ingenieras.

Cuando Ali Guarneros Luna tenía 14 años, su casa en Coyoacán se cimbró durante el terremoto de 1985. Entonces su madre y sus tres hermanos hicieron maletas y emigraron a San José, California.

De la depresión a la estrellas

Cuando llegó a Estados Unidos las cosas para Ali, lejos de mejorar, empeoraron: su madre quedó desempleada y ella abandonó el bachillerato para asumir la manutención del hogar.

Con una depresión a cuestas por estar en una país ajeno, no dominar el idioma y con una endeble situación económica se abocó cien por ciento al trabajo.

Su siguiente punto de inflexión fue cuando conoció a una persona con la que procreó cuatro hijos, dos de ellos diagnosticados con problemas mentales.

A los 28 años de edad se convirtió en madre soltera, pero no abandonó su hábito de aprender. Descubrió un artículo donde se explicaba el difícil panorama para pequeños con las características de sus hijos y con padres sin preparación académica.

Tomó una decisión y se fijó como meta terminar una carrera universitaria. Redobló esfuerzos y no escuchó a las malas lenguas que le decían “ya estás muy vieja para estudiar, quédate en casa a cuidar a tus hijos, no continúes en la escuela”, etcétera.

Multiplicó el tiempo y comenzó sus estudios sin descuidar a sus hijos, a los que atendía mañanas y tardes.

Sobra decir que nadie, ni siquiera su familia, creía en ella, pero Ali terminó su primera etapa rumbo a la NASA, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio.

Uno de sus profesores la animó y la orientó para que aplicara en un examen de la agencia espacial.

Fue aceptada. Se enfrentó con valentía a la maestría, requisito indispensable y parte de su adiestramiento para entrar a la NASA.

La edad dejó de ser un tabú, se dio cuenta de que el resto de sus compañeros enfrentaban los mismos problemas que ella: “Estudiar para acreditar un examen, conseguir el material, los problemas con los cálculos” y otros más.

La ingeniera señala que durante su vida académica no encontró a muchas mujeres que tuvieran sus mismas aspiraciones, por ello, hoy ve con buenos ojos cómo cada vez se les abren más puertas dentro de la agencia espacial.

¿Se pueden alcanzar las estrellas? Ali Guarneros está convencida de que sí.

Conoce de viva voz la historia de Ali Guarneros, una Mujer con Contenido.

¡No te pierdas las siguientes entregas de Mujeres con Contenido!

Entrevistador: Mario Ostos/ Videoasta: Iván Hernández.

Artículos Relacionados