6 recomendaciones psicológicas por Covid-19

La Universidad del Valle de México ( UVM) ofrece estrategias para evitar efectos sobre la salud emocional derivados del distanciamiento social por Coronavirus.

Al darle seguimiento con las recomendaciones preventivas para brindar contención de salud a la población ante el riesgo de contagio por Coronavirus (Covid-19), la Universidad del Valle de México ofrece consejos para afrontar la Jornada Nacional de Sana Distancia y los posibles efectos sobre la salud física y emocional.

El doctor Raymundo Calderón Sánchez, director nacional de Psicología de UVM, mencionó que la salud física y mental es el resultado de una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales, que al verse alterados por el estrés provocado por una contingencia como la presentada por el coronavirus, pude tener repercusiones en la salud emocional del individuo.

Por ello, el maestro en educación aclaró que “ante las posibles consecuencias mortales del COVID-19 para un sector vulnerable de la población, es normal que se presente miedo o ansiedad, por lo que debemos tomar medidas de prevención para no llegar al pánico y el aumento de estrés”.

Calderón Sánchez apuntó que entre las posibles consecuencias físicas del distanciamiento social y la larga estadía en casa se encuentran principalmente: el cansancio y la fatiga, los cambios en los patrones alimenticios, el aumento de peso por inactividad, una sensación de lentitud física y mental, así como alteraciones en el ciclo de sueño.

Así mismo, indicó que esto emocionalmente puede generar aburrimiento y fastidio, desánimo para realizar actividades comunes, irritabilidad y enojo, ansiedad ante signos físicos y posibilidad de contagio, sensación de injusticia, tristeza por no realizar actividades deseadas, complicación en las relaciones familiares cercanas, incremento de los periodos de descanso, aumento en el consumo de sustancias, así como riesgo de violencia. Calderón Sánchez, recordó que “esta situación es temporal y es positivo mantener una buena capacidad de reacción evitando el pánico, por lo que es recomendable diseñar y mantener una rutina que nos ayude a tener sensación de normalidad y control, manteniendo horarios regulares de comida y sueño, evitando estar demasiado tiempo frente a la televisión y ocupado en actividades manuales o físicas que le distraigan y mantengan en forma, además de mantener hábitos de  vida saludable, incluidos alimentación e hidratación, así como higiene acorde a la situación.

Recomendaciones:

1.- Establecer una agenda y horarios en donde incluya horario laboral, de comida, actividades escolares, de recreación y ejercicio.

2.- Con los niños establecer juegos didácticos. Es importante explicarles que las actividades no cesan, sólo cambian a casa, es decir, que tanto ellos como los padres deben continuar con sus tareas cotidianas.

3.- Dejar espacios de convivencia –por ejemplo, a la hora de la comida-, de tal forma que las actividades que se desarrollen, permitan generar una oportunidad de compartir tiempo en forma más adecuada con los integrantes de la familia.

4.- Para las parejas, es recomendable abrir un espacio de diálogo para platicar sobre aquellas actividades que se planearon durante el día y sobre los resultados logrados.

5.- Realizar vídeos para compartir con la familia las experiencias sobre la vivencia que tienen debido a esta contingencia y también recomendaciones para sobrellevarla.

6. Fijar un horario de meditación al iniciar el día, realizar mindfulness, el cual consiste en incorporar niveles de conciencia plena que permiten que la persona se sienta tranquila, esto le permitirá generar una buena convivencia con las personas que se encuentran alrededor. La serie de ejercicios de relajación los pueden realizar toda la familia.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Artículos Relacionados