Polémica en torno al uso por Enrique y Meghan de la marca «Sussex Royal»

El príncipe Enrique y su esposa Meghan corren el riesgo de perder el derecho a utilizar la denominación «Sussex Royal» tras abandonar su rol en la familia real británica, afirmaron este miércoles medios de prensa del Reino Unido.

La pareja utiliza esta denominación en su cuenta en la red Instagram, en la que tienen 11.2 millones de seguidores, y en su sitio web oficial, pero también lo ha registrado para decenas de productos.

No obstante, su decisión de retirarse de la realeza hace un mes atrás, lo que sacudió a la corona británica, implicaría que renuncien a su título de altezas reales, anunció el palacio de Buckingham.

«En cuanto el duque y la duquesa de Sussex se retiraron de su papel de primer plano en la familia real y trabajan para lograr su independencia económica, el uso del término ‘real’ en este nuevo contexto debe ser reconsiderado», declaró una fuente de la monarquía a la agencia británica Press Association. Hay discusiones en curso, añadió esta fuente.

Según el periódico sensacionalista Daily Mail, altos funcionarios de la corona británica ya habrían convenido que no es «pertinente» que la pareja siga utilizando el término «real».

El príncipe, de 35 años, sexto en la sucesión al trono británico y, su esposa, una ex actriz estadounidense de 38, se instalaron a comienzos de este año en una lujosa mansión en las afueras de Victoria, en la costa oeste de Canadá, junto a su hijo Archie, nacido en mayo pasado.

Enrique y Meghan utilizaron por primera vez la denominación «Sussex Royal» cuando pusieron distancias con el príncipe Guillermo y su esposa Catalina. Los hermanos se han distanciado en los últimos meses, el primero explicó en octubre que transitan por «caminos diferentes».

Artículos Relacionados