Pese a fracaso, no se pierde la esperanza de hallar la vacuna contra VIH

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos dijeron el lunes que suspendieron un ensayo en Sudáfrica de una vacuna experimental contra el VIH después de que mostró ser ineficaz para prevenir la infección. 

El estudio, llamado HVTN 702, comenzó en 2016 con la única candidata a vacuna que había demostrado proporcionar cierta protección contra el virus que causa el sida en un ensayo previo en Tailandia en 2009.

«Una vacuna contra el VIH es esencial para poner fin a la pandemia mundial, y esperábamos que esta candidata a vacuna funcionara», dijo Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que participó en el trabajo. «Lamentablemente, no lo hace».

El ensayo incluyó a unos 5.400 voluntarios VIH negativo en 14 lugares de Sudáfrica, hombres y mujeres sexualmente activos de entre 18 y 35 años.

A los participantes se les asignó aleatoriamente el régimen de vacuna o inyecciones de placebo y recibieron seis dosis durante 18 meses.

Con el fin de garantizar su seguridad, también se les proporcionó acceso a profilácticos, incluida la profilaxis preexposición (PPrE), un fármaco antirretroviral que, administrado diariamente, ha demostrado ser altamente efectivo para prevenir la infección por VIH.

Los investigadores examinaron mediante análisis los datos de ambos grupos después de que los participantes permanecieron en el estudio durante más de 18 meses, el tiempo mínimo requerido para que el régimen de la vacuna genere una respuesta inmune.

Hallaron que entre quienes recibieron la vacuna se produjeron 129 infecciones por VIH, mientras que entre los que recibieron el placebo fueron 123 infecciones por VIH, por lo que el ensayo se suspendió.

«Si bien este es un revés significativo para este campo [de investigación], debemos continuar la búsqueda de una vacuna preventiva», dijo Linda-Gail Bekker, directora de protocolo del ensayo y expresidenta de la Sociedad Internacional del Sida.

Actualmente existen otros ensayos en curso para dar con una vacuna.

Uno se está llevando a cabo en el África subsahariana y en Sudáfrica; otro en múltiples lugares de América y Europa.

Otra prueba de vanguardia está investigando si los anticuerpos ampliamente neutralizantes (bNAbs) pueden ser efectivos para prevenir la infección.

Sudáfrica tiene una de las tasas de VIH más altas del mundo. Según ONUSIDA, más del 20% de la población de 15 a 49 años en Sudáfrica vive con el VIH, y 240.000 personas contrajeron el virus en 2018.

Artículos Relacionados