¿Ya empezó la nueva década?

¿Ya empezó la nueva década?

No, no es así. El calendario gregoriano, que rige en la mayoría de los países, no existe el año cero, por lo que la primera década comienza en el año uno.

El calendario Gregoriano es el que marca el punto de finalización e inicio de una nueva era y aquí explicamos el porqué.

Cuando faltaban pocas horas para que comenzara el Año Nuevo, y como cada vez que empieza en cero, surge una pregunta: ¿comienza una nueva década?

RAE

@RAEinforma

| ¿Empieza una nueva década en 2020?

No, empezará en 2021. Como señala el «DPD», cada década comienza en un año acabado en 1 y termina en un año acabado en 0. Así, la primera década del siglo XXI es la que va de 2001 a 2010; la segunda, de 2011 a 2020, etc.

Ver imagen en Twitter
11 mil personas están hablando de esto

Ante el mar de dudas en las redes sociales, uno de los usuarios consultó a la Real Academia Española (RAE), que rápidamente salió a esclarecer la cuestión. Y la respuesta es no. La nueva década empezará el año que viene, según el calendario gregoriano, que rige en la mayoría de los países.

«No, empezará en 2021. Como señala el DPD [Diccionario panhispánico de dudas], cada década comienza en un año acabado en 1 y termina en un año acabado en 0», señala la academia.
El DPD explica que «en cuanto a las diez décadas de cada siglo, cada una de ellas comienza en un año acabado en 1 y termina en un año acabado en 0; así, la primera década del siglo XX es la que va de 1901 a 1910; la segunda, de 1911 a 1920; la tercera, de 1921 a 1930, etc.».

Y recuerda que «es habitual utilizar expresiones como los años veinte, la década de los treinta, los cuarenta, etc., referidas a los decenios que comprenden los años de cada siglo que tienen la misma cifra en su decena; así, la expresión los años veinte alude conjuntamente a los años comprendidos entre 1920 y 1929, ambos inclusive».

«¿O sea que los cumpleaños están mal? ¿Comienza mi vida con el año 1? Tengo 1 año de más», se pregunta un internauta.

Ante esto, la RAE aclara que «el cómputo de los años de vida de una persona contados a partir del nacimiento no tiene relación alguna con el modo de contar las décadas».