¿Sabes por qué se visten así las meseras de Sanborns?

¿Sabes por qué se visten así las meseras de Sanborns?

El director del Centro de Estudios de Historia de México Fundación Carlos Slim te da a conocer la historia detrás del tradicional atuendo de las camareras de este icónico restaurante mexicano.

Israel Cruz

La primera vez que fui a comer a Sanborns fue hace muchos años, en la década de los sesenta para ser más preciso. Recibí mi primer sueldo de un prestigioso bufete de abogados en el que me desempeñaba como archivero. La Casa de los Azulejos era el restaurante perfecto para sentir que era un adolescente maduro. En compañía de dos amigos de mi edad disfrutamos de ese emblemático palacio que lucía todo su esplendor, en el Centro Histórico, en la calle de Madero frente al templo de San Francisco. Nos sentíamos todos unos ejecutivos, orgullosos de nuestros trabajos.

Uno de los grandes atractivos, además de sus sopas de verduras, sus enchiladas, sus aguas frescas y sus deliciosos postres, lo constituían las meseras. Llamaban mucho mi atención sus vestidos típicos, algo que ningún otro restaurante de la época lucía.

Lo más curioso es que hasta el día de hoy, los restaurantes y cafeterías de Sanborns continúan con esta tradición. Voy con frecuencia, por la noche, al Sanborns Del Valle esquina con Insurgentes, en la colonia del Valle. Las meseras me conocen bien y hace unos días, conversando con una de ellas, me enteré de la historia de sus atuendos.

La inmersión en los atuendos es todo un tema. El vestuario, conocido equivocadamente como de tehuanas, se compone de influencias oaxaqueñas, nayaritas y poblanas. Son cuatro piezas: falda, huipil, blusa y cofia. Bien almidonadas, las prendas lucen como recién confeccionadas. La mesera me comentó que cada prenda se acomoda a la medida de cada una de ellas. Hay un taller que prepara el vestuario para cada galopina, dos juegos para intercambiarlos mientras se lavan, almidonan y planchan las prendas. Con mucho orgullo la camarera me mostraba su vestuario.

Pero hay algo más: desde fines de los años ochenta el huipil que está sobre la blusa blanca va cambiando de color de acuerdo a los días del programa Hoy No Circula; algo genial. Es un apoyo a los clientes de Sanborns para saber qué día dejan de circular: lunes, amarillo; martes, rosa; miércoles, rojo; jueves, verde; viernes, azul; sábado anaranjado y domingo, rojo purpúreo.

De verdad sorprendente. Por un lado el cambio diario y por otro, el cuidado, contar con prendas suficientes en cada restaurante y cafetería.

El origen del vestuario muy mexicano se atribuye a Francis Davis, norteamericano que fue invitado por los hermanos Sanborns para surtir la tienda con curiosidades y artesanías mexicanas, enfocadas prioritariamente para turistas extranjeros. Observador de las tradiciones indígenas, a Davis se le ocurrió aconsejar a los dueños este atuendo para poner un plus en el servicio de comida, dentro de una de las primeras boticas-restaurantes en la Casa de los Azulejos.

Otra versión señala que los trajes están inspirados en la obra de Carlos Mérida (1891-1984), pintor y escultor guatemalteco, naturalizado mexicano, quien formó parte de la corriente muralista en México bajo formas abstractas. En algunas de sus obras, el atuendo de las indias recuerda los actuales vestuarios de las camareras de Sanborns.

Haya sido una u otra versión, el resultado es la tradición que persiste hasta nuestros días.

Les recomiendo que la próxima vez que visiten Sanborns observen los colores de los huipiles y constaten con el Hoy No Circula. Aunque también, para que aprecien el emblemático uniforme que cada mesera luce con gran orgullo.

 

Para saber más:

www.coolhuntermx.com/moda-julio-2018-uniformes-sanborns-historia