Coronavirus: ¿resultado de una guerra bacteriológica?

Un nuevo virus altamente infeccioso ha desatado miedo internacional. Su origen está siendo investigado y quizás puede ubicarse a mediados del siglo pasado. ¿Quieres saber por qué?

Foto de CDC on Unsplash

La aparición de un nuevo virus denominado Coronavirus ha generado alerta internacional. Las investigaciones apuntan a que se trata de virus que infectaba animales y que mutó para poder sobrevivir y expandirse en el ser humano.

Desde agosto de 1967 Contenido en su reportaje Guerra Bacteriológica: ¿Realidad o pesadilla? ya reportaba la existencia de laboratorios en países de primer mundo dedicados al estudio y desarrollo de virus y bacterias poco comunes que afectaban a plantas, animales y personas con fines no solo de investigación.

El interés, se denunciaba, era desarrollar armas bacteriológicas que desquiciaran por completo la vida de todo un país. Los microbios seleccionados, se decía, debían ser altamente infecciosos, difíciles de identificar, de rápida multiplicación, fácil propagación, capaces de penetrar fácilmente al cuerpo humano, muy resistentes, etc.

Entonces se reportaba que de 1964 a 1965 Estados Unidos invirtió cerca de 1,400 millones de pesos. Y aunque ya había intentos para frenar las investigaciones en torno a una “guerra bacteriológica” también se especulaba que los experimentos continuarían.

Así desde 1967 ya se exponía la preocupación sobre las consecuencias que habría si en un futuro por descuido o “accidente” escaparan de un centro de investigaciones los animales infectados con un microbio de alta virulencia.

En Contenido te compartimos este interesante reportaje de nuestro archivo histórico.

[metaslider id=»141260″]

 

Artículos Relacionados