Te puede interesar

¿Sabes cuál fue la primera canción convertida a MP3?

El futuro de Enrique y Meghan luego del “Meghxit”

Caravana migrante vuelve a tocar la puerta de México para llegar a EU

Conoce cuáles son las Vacunas necesarias para toda la familia

Antes se les consideraba casi exclusivas para los niños. Hoy la experiencia ha demostrado que para prevenir epidemias es necesario aplicarlas en adolescentes, adultos, mujeres embarazadas y gente mayor.

 

La finalidad de las vacunas es preparar al sistema inmune para prevenir las enfermedades infecciosas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud se entiende por vacuna cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad estimulando la producción de anticuerpos. Pero abundan las creencias erróneas. La más común es pensar que sólo los niños deben ser vacunados cuando la mejor medida para controlar una patología contagiosa consiste en inmunizar a toda la familia, como recomiendan expertos de todo el mundo, opinión que comparte el maestro Rodrigo Romero Feregrino, secretario de la Asociación Mexicana de Vacunología.

México, por cierto, es uno de los países con los mejores y más completos cuadros de vacunación. Son 13 las vacunas que conforman la Cartilla Nacional de Vacunación, gratuitas y seguras, además de biológicos no incluidos en el esquema, como varicela, hepatitis A y neumococo, entre otros, que han reducido las enfermedades y las muertes.

El Programa Nacional de Inmunización en México ha sido efectivo. La mortalidad infantil pasó de 55 muertes por cada 1,000 niños en 1979 a sólo 14 decesos por cada 1,000 en el 2010. En México existen cinco cartillas de vacunación, una para cada etapa de la vida.

Entre las vacunas que incluyen los programas están la difteria, el tétanos, la hepatitis A y B, la influenza, la neumonía o pulmonía, la varicela, el sarampión, las paperas y la rubéola. La inmunización también previene enfermedades, discapacidades y defunciones por enfermedades prevenibles, tales como el cáncer cervical, tosferina o poliomielitis.

pxhere.com/6/enero/2020
pxhere.com

Aguas, otra vez influenza

Santiago, un joven de 30 años de edad, llegó a casa y encontró a David, su hermano, recostado de lado, casi no podía respirar y estaba morado e hinchado. Lo trasladó a un hospital, donde lo internaron de urgencia. El joven tenía complicaciones por influenza.

Como consecuencia David desarrolló neumonía. Durante 20 días estuvo en coma inducido hasta que su cuerpo dejó de responder a los tratamientos. “Mi hermano no murió por un simple resfriado. Estábamos convencidos de que lo mejor para volvernos inmunes a una enfermedad era contraerla”, lamenta Santiago.

A un año de haber superado aquel trance, Santiago ya no piensa igual: “La ignorancia sobre las vacunas mató a mi hermano y se lo llevó a la muerte en pleno siglo XXI”, recrimina.

En ocasiones se le suele confundir con un resfriado común, sin embargo, la influenza estacional es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa, provocada por diferentes virus que en la temporada 2018-2019 causó 7,210 casos y 811 defunciones sin previa vacunación, de acuerdo al sistema de vigilancia centinela de la Dirección General de Epidemiología, de la Secretaría de Salud.

La influenza se transmite de persona a persona, a través de “gotitas” de saliva salen despedidas al hablar, estornudar o toser, por contacto con secreciones nasales o faríngeas, o debido a condiciones de baja humedad y temperatura. El periodo de incubación inicia hasta tres días antes de presentar síntomas y suele persistir los siguientes nueve, comenta el especialista Romero Feregrino.

Los pacientes afectados inician con fiebre mayor a 38ºC, tos, dolor de garganta, secreción nasal, diarrea, dolor de cabeza y muscular, con una duración de cuatro a seis días. El 30% de las personas que se infecta no desarrolla síntomas, pero pueden transmitir el virus.

 

Lee el artículo completo en la edición impresa de tu revista Contenido del mes de enero.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu