Te puede interesar

¿Sabes cuál fue la primera canción convertida a MP3?

El futuro de Enrique y Meghan luego del “Meghxit”

Caravana migrante vuelve a tocar la puerta de México para llegar a EU

Cerveza y perder peso ¿Cuáles son los verdaderos efectos?

Todos nosotros creemos que tomar cerveza es perjudicial a la hora de encarar una dieta. Pero la realidad es que no es tan así, salvo que consumamos una cantidad excesiva.

Ahora un estudio realizado en España durante diez semanas con los datos de más de 72 personas a las que se las puso en dos grupos, uno que debería hacer ejercicio y elegir si no tomar o no cerveza , y otro no deberían hacer actividad física y tomar alcohol solo por el estudio, arrojo resultados recientes.

Resultados de tomar cerveza y sus efectos

A los del primer grupo que había decidido tomar alcohol, se les dio una cerveza clásica con una graduación alcohólica del 5,4%, mientras que a los que decidieron no tomar las cerveza sin alcohol o agua con gas.

Los que hicieron ejercicio y decidieron incluir el alcohol en sus dietas, acompañaron tanto su almuerzo como su cena con un vaso de la bebida que comentamos anteriormente en el caso de los hombres, mientras que las mujeres solo tomaron un vaso con la cena y su sesión de entrenamiento consiste en realizar actividad física intensa dos veces por semana con una duración de 40 a 65 minutos.

Luego de las diez semanas, los investigadores verán la tarea de comenzar a recopilar datos sobre las medidas de ambos grupos, teniendo en cuenta la masa corporal, medidas de cintura, relación de la cintura con la cadera, grasa abdominal y densidad ósea.

Los resultados fueron difíciles, ya que ninguno de los grupos sufrió cambios negativos en su composición corporal, incluso los que bebieron alcohol perdieron grasa y aumentaron la masa muscular. Reseña la web salud360.

“Los cambios en la composición corporal tienen lugar con la mejora de los patrones dietéticos y una rutina de ejercicios. El alcohol puede ser parte de un patrón dietético saludable, pero debe estar dentro de las necesidades calóricas totales de cada persona. Muchas veces, cuando las personas consumen alcohol, con o sin ejercicio, y no tienen en cuenta las calorías adicionales, producen un aumento de peso que trae efectos negativos en la composición general del cuerpo “ , explicaron los investigadores.