3 tips para disminuir el consumo de botellas de agua

Por desgracia, aunque la mayoría de las personas sabe que las botellas de plástico contaminan, aún no existe un descenso significativo en el uso de botellas de agua desechables.

En realidad, su uso sigue aumentando y aunque el reciclaje es accesible, en México y otros países la gran mayoría de miles de millones de botellas de plástico ingresan a nuestros vertederos, e incluso a nuestros océanos, cada año. Y eso tiene consecuencias.

De acuerdo a diferentes investigaciones los químicos agregados a los plásticos son absorbidos por el cuerpo y pueden alterar sus hormonas, entre otros efectos peligrosos para la salud. Además, los desechos plásticos tienen el potencial de dañar y envenenar la vida silvestre, e incluso filtrar productos químicos nocivos en el agua subterránea.

Disminuir el consumo de botellas de agua y refresco ayuda a reducir el impacto negativo que tienen en el medio ambiente. Tomar la decisión consciente de limitar el consumo de estos envases contribuye a un planeta más limpio y verde.

Sólo tus acciones pueden hacer la gran diferencia.

Para reducir, sigue estos 3 tips:

  1. Instala un filtro de agua en tu hogar

Muchas personas eligen el agua embotellada porque prefieren su sabor o sienten que el agua es más limpia y pura que aquella que proviene del grifo. Sin embargo, existe una alternativa más amigable con el medio ambiente: utiliza filtros de agua. Pueden instalarse en el refrigerador y en fregadero. Tienen muchas ventajas: ahorras dinero y ayudas a preservar el ambiente. Un ejemplo son los purificadores de agua que ofrece el servicio bebbia.com.

Esta empresa instala purificadores de agua de diferentes tipos. Existen soluciones que purifican y alcalinizan el agua y otros que funcionan por ósmosis inversa, que elimina metales pesados y agentes contaminantes.

  1. Utiliza una botella de agua reutilizable

Existen varios estilos y marcas diferentes de termos y botellas de agua ecológicas, que permiten llenarlas antes de salir de casa y evitar gastar dinero extra o contribuir al consumo de plástico. Tener una botella de agua no desechable a mano no solo es más responsable, sino que también puede alentar a beber más agua durante el día, lo cual es un hábito supersaludable.

  1. Recicla botellas usadas

Los materiales plásticos demoran siglos en descomponerse. Atascan los vertederos y sobrecargan las instalaciones de procesamiento de residuos. Al convertir botellas, envases y otros desechos plásticos en nuevos productos, el reciclaje contribuye a preservar el medio ambiente y crea nuevas oportunidades económicas.

Si bien lo ideal es eliminar el consumo de botellas de agua por completo, de vez en cuando terminarás comprando una botella de agua. Sin embargo, reducirás su impacto ambiental de manera significativa cuando elijas reciclar estos envases en lugar de simplemente tirarlos en el basurero. Recuerda: si tu casa no tiene un contenedor de reciclaje, asegúrate de comprar uno y busca la del centro de reciclaje más cercano a tu colonia.

 

Artículos Relacionados