Conoce un viñedo donde la música y el vino se unen

Cuando el gusto por la música y el vino se unen, surgen notas de sabor inigualables… 

En San Francisco del Rincón, Guanajuato existe un viñedo muy particular, pues surgió del sueño de dos amantes del vino y de la música: El viñedo El Lobo.

Este nació en 2008 cuando Marcela Gutiérrez  y el ingeniero químico Juan Francisco Hernández decidieron dejar sus sólidos trabajos para lanzarse a la aventura de crear su propio vino.

«Todo comenzó por casualidad. Acudimos a Ensenada, Baja California, a un curso de vinos y ahí nos enamoramos del proceso», comenta Marcela Gutiérrez.

El matrimonio decidió dejar todo y dedicar sus días a su gran pasión. «Tuvimos que iniciar por aprender a elegir el tipo de suelo con las condiciones de humedad, orografía y componentes ideales para la cosecha», explica Gutiérrez.

Luego siguió la elección de la vid (malbec, tempranillo, syrah, zinfandel y merlot) que trajeron de Coahuila, Ensenada y Aguascalientes.

Finalmente, también desarrollaron su propio proceso de fermentación y elaboración de vinos. En 2012 lograron su primera cosecha.

«Como todo sueño y aventura, no ha sido fácil. Hemos enfrentado lluvias torrenciales y nevadas que han puesto en peligro y en ocasiones acabado con la cosecha», recuerda Marcela.

Sin embargo, como buenos mexicanos, este matrimonio no abandona fácilmente su sueño y hoy producen ocho etiquetas cuyos nombres se encuentran vinculados a la ópera: Rigoletto, Intermezo, Faust, Dulce armonía, etc.

Si quieres conocer este paraíso, aprender el proceso de elaboración, probar sus deliciosos vinos y constatar el amor que imprime este matrimonio a su viñedo, no dejes de visitarlos y solicitar la visita guiada.

 

Por: Mariana Chávez Rodríguez

Fotos: Eduardo Campos, Viñedos El Lobo y Mariana Chávez

Artículos Relacionados