domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

De un día para otro: playa amanece con toneladas de botellas plásticas

En febrero 2020 ocurrirá el Brexit; Boris Johnson obtuvo la victoria

Que no se te pase: anuncian megacorte de agua en Edomex

Tienes diabetes: ¡cuida tus ojos!

La diabetes puede dañar tus ojos sin que te des cuenta y dejarte ciego. Aquí te decimos cómo evitarlo.

La visión borrosa en una persona con diabetes puede ser mucho más que vista cansada, podría ser el indicio de una enfermedad silenciosa que de no atenderse podría quitarte la vista: la retinopatía diabética.

México se encuentra dentro de los 20 países con mayor población afectada por la deficiencia visual y ceguera, y la diabetes mellitus es la principal causa, asegura la Sociedad Mexicana de Oftalmología (SMO).

La retinopatía diabética es una afección causada por la acumulación de azúcar que obstruye o daña los vasos sanguíneos en la retina impidiendo la nutrición de los tejidos y las células nerviosas. Este padecimiento, señala la SMO, representa la principal causa de ceguera en México. El problema es que 40% de las personas que padecen diabetes no saben que están en riesgo de perder su visión.

¿Cómo prevenir el daño?

Esta enfermedad es asintomática en las primeras etapas, por ello en ocasiones cuando se presentan molestias puede ser demasiado tarde. Por lo tanto la recomendación es acudir con un optometrista u oftalmólogo de confianza para que te recomiende los mejores tratamientos para tus ojos.

El uso de lentes con tecnología multiangular que protege a los ojos de los reflejos desde cualquier ángulo pueden ser un aliado en la prevención y tratamiento, indica Essilor, compañía que brinda soluciones para la visión. También los lentes que se adaptan automáticamente a las condiciones de luz y bloquean 100% de los rayos UV pueden ser de mucha utilidad.

Para estar más que prevenidos te compartimos algunos síntomas indicativos de la presencia de retinopatía diabética:

  1. Disminución de la visión nocturna.
  2. Visión borrosa o doble.
  3. Destellos de luz o manchas oscuras o flotantes.
  4. Puntos ciegos o en blanco en el campo visual.
  5. Dolor en los ojos.
  6. Un velo, nube, o rayas de color rojo en el campo visual.

Si sospechas o tienes alguno de estos síntomas lo más recomendable es que acudas con un especialista para descartar un daño a tus ojos. Recuerda, más vale prevenir que lamentar.

Por Mariana Chávez