domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

De un día para otro: playa amanece con toneladas de botellas plásticas

En febrero 2020 ocurrirá el Brexit; Boris Johnson obtuvo la victoria

Que no se te pase: anuncian megacorte de agua en Edomex

Nuevas políticas de YouTube ponen una vez más de cabeza a los creadores

La red social de videos YouTube se ha caracterizado por estar en constante cambio desde que fue adquirido por el gigante de internet Google; desde 2006 la plataforma ha cambiado sus políticas siempre con el afán de mantenerse en el gusto del público y anunciantes. Pero su cambio más reciente ha puesto en jaque a los creadores de contenido. 

Los cambios radicales en la plataforma de videos comenzaron en 2012, cuando numerosas empresas que se anunciaban en la plataforma se jalaron los cabellos al darse cuenta de que su publicidad aparecía en contenido audiovisual que incitaba al terrorismo. Entonces Google tomó medidas en el asunto, restringiendo cada vez más el tipo de material que llegaba a los servidores de YouTube.

Ya no sólo era por edad, sino por temática. En ese entonces los creadores de contenido ya vaticinaban un futuro negro en la plataforma, sin embargo, muchos se mantuvieron y llegaron muchos otros dispuestos a crear contenidos Family Friendly que, de a poco, se fueron posicionando como los favoritos de la marca y los anunciantes que también, de forma paulatina, regresaron.

Evidentemente los cambios no pararon ahí. Ya en 2015 comenzó una batalla que se gestó en los incontables videos que para ese entonces albergaba la plataforma, y los derechos de autor volvieron a cimbrar el modo de trabajo de muchos youtubers. Infinidad de videos fueron bajados de la plataforma, otros reclamados por derechos o copyright, algunos más tachados de contenido violento o no apto para toda la familia… pero con todo y eso la red siguió su camino, los creadores se adaptaron a las nuevas disposiciones y continuaron su trabajo.

Ahora, en 2019, el concepto family friendly que YouTube lleva persiguiendo los últimos años se materializará definitivamente en 2020 con un nuevo marco legislativo que obligará a los creadores a diferenciar el contenido adulto del infantil. Este cambio hará que los ingresos publicitarios se vean reducidos y que, por ende, los ingresos de los youtubers disminuyan entre un 60 y un 90%. De no cumplir con este nuevo escenario, los creadores americanos –de todo el continente– podrán ser multados con 42,000 dólares y los del resto de países deberán atenerse a las consecuencias que marque YouTube en este aspecto.

Tal decisión ha extrañado a muchos creadores, toda vez que la tendencia de la red social de videos era la de beneficiar o priorizar con sus anunciantes los canales que estuvieran dirigidos a niños o a toda la familia, quienes esta vez se verán más afectados al percibir un descenso en sus ingresos, pues no podrán incluir anuncios personalizados en sus contenidos y serán candidatos a mostrar sólo publicidad dirigida a infantes.

La Federal Trade Comission es el organismo estadounidense que se encarga de proteger los derechos de los consumidores frente a las empresas y que, en el caso concreto de YouTube e internet, ha pedido que se respete y se aplique la normativa de la COPPA. Esta ley creada en 1998 busca controlar el contenido que emiten los operadores y los creadores digitales respecto del consumo infantil. Como novedad, la versión que entrará en vigor en 2020 pone el foco en el trabajo de los creadores digitales presentes en YouTube, obligándoles a categorizar su contenido con el objetivo de proteger a los niños.

De esta forma, los creadores tendrán que marcar la casilla “dirigido a niños” siempre que el video que vayan a subir cumpla alguna de las condiciones presentes en esta resolución y enumeradas por YouTube en el video que te dejamos abajo. Los nuevos cambios no sólo suponen una nueva forma de categorizar el contenido, sino que además los penaliza publicitariamente porque al señalar el video como susceptible al público infantil los creadores pierden la posibilidad de conseguir los anunciantes con mayor retribución.

Por Mario Ostos

Activa los subtítulos en español