«La TV a color no desplazará a la blanco y negro», decían.

«La TV a color no desplazará a la blanco y negro», decían.

Cuando apareció la TV a color se pensaba que conviviría con la blanco y negro pues su costo era elevado y su instalación complicada. ¡Cómo han cambiado las cosas!

Hoy celebramos el Día Mundial de la Televisión. Aparato electrodoméstico que transformó por completo la forma de convivencia de las familias.

En Contenido celebramos este día compartiéndote un artículo publicado en septiembre de 1967 donde dábamos a conocer la llegada de la televisión a color, cuya creación fue producto de la inventiva del ingeniero mexicano Guillermo González Camarena.

Entonces su precio oscilaba entre los 7,000 y 15,000 pesos y la antena se vendía por separado con un valor de 1,000 pesos.

Su instalación tardaba alrededor de cuatro horas y tenía que ser ejecutada por un especialista para evitar que la recepción de la imagen fuera afectada por el campo magnético de la Tierra.

Se tenía que evitar poner cerca de imanes que producían confusión cromática en la pantalla y un ajuste costaba alrededor de 400 pesos.

Otro dato curiosos es que entonces sólo los canales 2, 4 y 5 contaban con la tecnología para lograr transmisiones locales a colores.

Entonces algunos «especialistas» auguraban que la TV a color no remplazaría a las blanco y negro, en cambio ambas convivirían ¡Qué equivocados estaban!

[metaslider id=»139503″]