domingo , diciembre 15 2019

Te puede interesar

De un día para otro: playa amanece con toneladas de botellas plásticas

En febrero 2020 ocurrirá el Brexit; Boris Johnson obtuvo la victoria

Que no se te pase: anuncian megacorte de agua en Edomex

¿Fatiga crónica? Vigila tu menstruación

Un periodo abundante puede ocasionar anemia por deficiencia de hierro.

https://pixabay.com/es/

La última Encuesta Nacional de Salud en México realizada en 2016, registró un aumento de más de 6%, en mujeres con anemia, específicamente aquellas en edad reproductiva.

Si la anemia no se trata adecuadamente, niños y adultos presentarán complicaciones irreversibles en su desarrollo físico, mental y social a largo plazo.

https://pixabay.com/es/

La anemia es un trastorno en la sangre que ocurre por la falta de globulos rojos, los cuales se encargan de transportar oxigeno a todo el cuerpo. Aunque existen distintos tipos, el 50% de las casos corresponden a la carencia de hierro o anemia ferropénica, esto ocasiona que las glóbulos rojos no trabajen adecuadamente y no transporten la cantidad necesaria de oxigeno a tu cuerpo.

La pérdida excesiva de sangre menstrual puede ocasionar anemia ferropénica, que es cuando el cuerpo no cuenta con niveles adecuados de hierro, mineral necesario para producir hemoglobina, transportar el oxígeno a los tejidos y llevar acabo otras funciones vitales. Puede presentarse en cualquier etapa de la vida, aunque los niños y las mujeres en edad fértil, embarazo y lactancia son los grupos más vulnerables. Las mujeres suelen presentar síntomas como cansancio, falla en la memoria o concentración, falta de aire, dolor de cabeza y mareos, señala la experta Fernanda Prado, gerente médica para hierros de Takeda, biofarmacéutica japonesa.

https://pixabay.com/es/

¿Por qué las mujeres son más vulnerables?

“Aunque los requerimientos de hierro son distintos para cada persona, la escasez de micronutrientes en la sangre afecta en su mayoría a mujeres; en casi el 30% de los embarazos, no se cuenta con niveles de hierro suficientes, lo que podría llevar a presentar partos prematuros o tener mayores probabilidades de que el recién nacido tenga bajo peso”, Prado, gerente médica para hierros de Takeda.

La Organización Mundial de la Salud destaca que 528,7 millones de mujeres eran anémicas en 2011, y cerca de la mitad de ellos tenían deficiencias de hierro. Durante el embarazo y la lactancia, las necesidades de este elemento aumentan; también las adolescentes y mujeres en edad fértil pueden presentar anemia ferropénica por sangrados menstruales anormales e intensos durante más de una semana. Equivalente a más de 80 ml diarios o 16 toallas sanitarias llenas.  Por lo general, la mujer utiliza doble protección para controlar el flujo menstrual o tiene que cambiarlo durante varias horas consecutivas por los coágulos grandes, explica Prado.

La anemia por menstruación abundante es acompañada de palidez, debilidad y fatiga, a causa de la disminución de los niveles de hierro, lo suficiente como para aumentar el riesgo de tener ese padecimiento de la sangre.

https://pixabay.com/es/

En la mujer es fundamental tener un nivel adecuado de hierro, que se traduce en una alimentación equilibrada que incluya carnes, pescados, cereales y derivados; una baja cantidad de hierro puede repercutir en la actividad académica y laboral, causa desgaste físico, irritabilidad por mencionar algunas consecuencias, indica la especialista.

La experta recomienda acudir al médico, realizar por la prueba de ferritina que aporta la cantidad de hierro del organismo. Normalizar los niveles de hierro puede realizarse con tratamientos orales o inyectables. Además, una nutrición adecuada rica en hierro brindará los aportes nutrimentales necesarios para rendir con eficiencia. En el embarazo se deben incluir suplementos adecuados que sólo el médico autorizado puede indicar, destaca la doctora Prado, gerente médica de Takeda.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu